17 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Fisioterapeutas y enfermeras del Sermas atenderán en los colegios públicos

Previa autorización de la Dirección General de Recursos Humanos de Sanidad

Lunes, 28 de julio de 2014, a las 11:34
Redacción. Madrid
Los centros educativos públicos de la comunidad contarán con fisioterapeutas, enfermeras y auxiliares de enfermería de los hospitales de referencia de cada equipamiento para la atención sanitaria de los alumnos escolarizados. Así aparece en una resolución publicada por el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) que regula la colaboración entre las Consejerías de Sanidad y Educación para la atención sanitaria de los estudiantes de centros públicos.

Javier Maldonado, viceconsejero de Sanidad y gerente del Sermas.

Dicha orden establece que se prestará asistencia especializada en fisioterapia habilitadora, preventiva y adaptativa y enfermería a los alumnos con necesidad de atención sanitaria escolarizados en centros públicos por parte de personal estatutario del Servicio Madrileño de Salud (Sermas).

Para los alumnos con necesidades educativas especiales, Sanidad pondrá a disposición de Educación los profesionales que sean necesarios para el periodo lectivo. Procederán del personal de los hospitales de referencia adscritos al Sermas, previa autorización de la Dirección General de Recursos Humanos de Sanidad.

El personal nombrado para estas funciones percibirá las retribuciones fijadas en el capítulo 1 de personal de la Consejería de Sanidad para cada categoría. Sobre esta medida, el sindicato CSI-F ha celebrado que la administración haya aplicado una iniciativa que propuso el propio sindicato cuando un alumno murió en una granja escuela por una reacción alérgica al ingerir un yogur.

CSI-F recuerda que las alergias afectan "al menos a una cuarta parte de los niños escolares" y que las patologías más comunes son la intolerancia a huevo, leche, frutos secos, pescado y marisco. Ha indicado que desde hace más de 30 años existen diplomados de Enfermería en colegios de educación especial de la comunidad y, desde hace menos tiempo, Madrid cuenta con 100 de estos profesionales en colegios públicos para cubrir las necesidades de niños con enfermedades crónicas. Por ello, CSI-F Madrid pidió la presencia de diplomados también en escuelas infantiles.