Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Firmada la recepción de la obra del nuevo hospital Álvarez-Buylla, que podría funcionar a final de año

Será el primer centro de España que utiliza la geotermia como fuente principal de energía

Miércoles, 04 de enero de 2012, a las 16:36

Redacción. Oviedo
La empresa Gestión de Infraestructuras del Principado de Asturias (Gispasa) ha firmado con la empresa constructora UTE Acciona-Ceyd la recepción del nuevo Hospital Vital Álvarez-Buylla, ubicado en Santullano (Mieres), tras comprobar que la obra se ha ejecutado conforme al proyecto aprobado. La previsión de Gispasa es comenzar de manera inmediata la contratación del equipamiento del hospital para que pueda entrar en funcionamiento a finales de 2012.

Imagen del nuevo hospital Álvarez Buylla, en Santullano.

Según el Principado, el nuevo hospital, que contará con 120 habitaciones y un total de 198 camas, ocupa una superficie construida de 28.000 metros cuadrados. Además cuenta con un aparcamiento subterráneo con capacidad para unas 510 plazas.

El centro prestará asistencia sanitaria a más de 70.000 usuarios. El bloque quirúrgico incluye dos quirófanos más que el hospital actual, dado que se pasa de cinco a siete quirófanos. El área de consultas externas y gabinetes crece para asumir una mayor ambulatorización de la asistencia. Así el nuevo centro cuenta con 18 consultas y gabinetes más que el hospital actual, que dispone de 27 espacios de este tipo.

El edificio ha sido construido con un esquema lineal en el que los edificios se distribuyen longitudinalmente de sur a norte y en el que las diferentes áreas se relacionan por circulaciones que las conectan. Transversalmente al solar se sitúan las distintas actividades del plan funcional, que dan en los extremos a las fachas principales del edificio, Este y Oeste, teniendo como frentes de luz y ventilación unos patios interiores que en las plantas altas adquieren forma de 'U'.

El diseño del hospital se ha desarrollado con la premisa de maximizar la eficiencia del proceso constructivo así como su explotación posterior. Para ello, las instalaciones han sido diseñadas usando técnicas para el aprovechamiento activo y pasivo de la energía y la conservación de la misma, contando con agua de mina del pozo Barredo a 21 grados como fuente primaria de energía para la climatización del edificio, por lo que será el primer hospital de España que utiliza la geotermia -aprovechamiento del agua caliente del subsuelo- como fuente principal de energía.