12 dic 2018 | Actualizado: 19:00

Fernando Lamata: “La lucha contra el cáncer se gana con la prevención”

El titular de Salud y Bienestar Social destaca los avances de la región en el tratamiento de la enfermedad

mié 09 febrero 2011. 11.12H

Fernando Lamata. Toledo
El lema de este Día Mundial del Cáncer nos liga sin duda a las políticas propias y esenciales de esta Consejería, en el área de la Salud donde la prevención y la promoción de la salud y de hábitos de vida que generan patologías evitables constituyen nuestros pilares básicos.

Fernando Lamata.

Por eso, un año más me sumo a esta efemérides con la ilusión y la sensibilidad de quien conoce de primera mano los grandes avances que hemos experimentado en nuestra tierra en los últimos años para reducir la morbilidad y la mortalidad de algunos de los tumores de peor diagnóstico y las expectativas de todos los hombres y las mujeres que hoy en día pueden superar la enfermedad con los mejores tratamientos farmacológicos y terapéuticos y con una buena calidad de vida.

Tal vez es momento de recordar también que en apenas 9 años y gracias al esfuerzo y la decisión del Gobierno regional hemos logrado acercar a nuestros ciudadanos en las cinco provincias servicios como la radioterapia, la resonancia magnética, el TAC, o el PET-TAC para posibilitar diagnósticos precoces y tratamientos adecuados a las necesidades de cada paciente.

Asimismo, mantenemos uno de los programas más completos de España para la detección precoz del cáncer de mama y hemos multiplicado por mucho los avances científicos y tecnológicos en esta área, promovido la investigación y posibilitado una mayor cualificación de nuestros magníficos profesionales además de mejorar las condiciones de confort de los pacientes en consulta, durante los tratamientos y en sus desplazamientos individualizados.

Las personas que padecen cáncer y sus familias vienen constatando día a día cómo la Medicina y el conjunto de la sociedad avanzan en la mejora de su calidad de vida. Un esfuerzo fruto de la voluntad y el compromiso de los profesionales sanitarios de investigar para mejorar la calidad de los cuidados que prestan a los pacientes y de una clara voluntad política, la del Gobierno de José María Barreda de impulsar esta tarea con el respaldo institucional y presupuestario que requiere.

La lucha contra el cáncer se gana cada año con la prevención y una mayor concienciación social sobre los factores de riesgo, la educación sanitaria y la promoción de hábitos de vida saludables desde las edades más tempranas. La tasa de supervivencia sigue aumentando porque hemos mejorado los programas de detección precoz, los equipos de diagnósticos y los recursos terapéuticos para combatir la enfermedad, los cuidados paliativos para aliviar el dolor y el apoyo psicológico a los pacientes y sus familias.

En definitiva, estamos apostando por la atención integral de la enfermedad y también de los efectos que provoca en los propios pacientes y en su entorno más cercano. Y ese, es un éxito de todos: profesionales, instituciones, administraciones, y en especial, de las familias y del movimiento asociativo que nos señalan sus demandas y necesidades y son ejemplo de valentía y fuerza para afrontar la dureza de la enfermedad y de su tratamiento.

En Castilla-La Mancha, desde las transferencias sanitarias, hemos avanzado mucho en recursos y dotaciones tecnológicas, en plantillas y cobertura asistencial en el área oncológica de nuestros hospitales y también en cuidados paliativos.

Además, hemos potenciado la investigación en este campo y contamos con la primera unidad de investigación oncológica básica y clínica de la Asociación Española del Cáncer en España en el Hospital General de Albacete, en colaboración con la Consejería de Salud y Bienestar Social y la Facultad de Medicina de Albacete y con un Centro de Diagnóstico Molecular en Toledo, en colaboración con el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas Carlos III (CNIO), que potenciará la actividad investigadora y permitirá abordar el diagnóstico del cáncer.

Y seguiremos avanzando porque las políticas sociales en general, y la atención sanitaria, en particular, forman parte de las prioridades políticas y económicas del presidente Barreda quien se ha comprometido con los castellano-manchegos a no dar un paso atrás ni restar un esfuerzo en conseguir los mejores servicios públicos posibles para todos los ciudadanos.