Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

Fernández: “El caso Margüello debería llamarse caso Inclán”

El viceconsejero afirma que las irregularidades tuvieron que tener su consentimiento

Sábado, 12 de marzo de 2011, a las 12:12

Redacción. Vitoria
Era una de las comparecencias más esperadas, junto a la del consejero de Sanidad, Rafael Bengoa. El viceconsejero de Sanidad del Gobierno vasco, Jesús María Fernández, compareció el viernes ante la Comisión parlamentaria que investiga el caso Margüello y responsabilizó al anterior consejero de Sanidad, Gabriel Inclán, de las supuestas "irregularidades" cometidas en la contratación de ya, aseguró, "no se pudieron cometer sin el conocimiento y autorización de las máximas autoridades del departamento de Sanidad del anterior Gobierno vasco".

Nerea Antia y Jesús María Fernández

Fernández quien habló con los medios de comunicación antes de comparecer ante la comisión, aseguró que lo que hasta ahora se ha denominado caso Margüello, por la supuesta implicación del ex jefe de calidad del Hospital de Cruces José Carlos Margüello, "se debería empezar a denominar 'caso Inclán'" y defendió al actual Departamento de Sanidad y Consumo que , dijo, "ha cumplido con su obligación desde el principio de investigar las denuncias que se conocieron hace dos años" insistiendo en que "todos los hechos e irregularidades que se detectaron en el primer informe realizado por Sanidad han sido corroborados por otros informes de distintos funcionarios del Gobierno vasco".

Asimismo, ha señalado que las conclusiones han sido también "corroboradas" por otras instancias como la Comisión Jurídica Asesora o el Tribunal vasco de Cuentas Públicas y ha recordado que han sido "motivo de denuncia por parte de la Fiscalía del País vasco por supuestos delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y fraude". "Nos enfrentamos a un entramado de irregularidades que son graves", ha señalado.

Por otro lado, ha defendido el trabajo realizado por la Comisión parlamentaria y ha insistido en que estas supuestas irregularidades "no se pudieron cometer sin el conocimiento y autorización de las máximas autoridades del departamento de Sanidad del anterior Gobierno vasco. En ese sentido, Fernández se ha dirigido al ex consejero de Sanidad, Gabriel Inclán, quien en su comparencencia aseguró que la "trama" del 'caso Margüello' es "absolutamente inexistente" y acusó a PSE y PP de convertirlo en la "tapadera-excusa para esconder el fracaso de gestión del actual Departamento de Sanidad", para insistir en que los anteriores responsables "deben dar explicaciones ante el cúmulo de irregularidades tan importante como las denunciadas".

Por ello, ha insistido en que "deben dar las explicaciones que no han dado y esclarecer por qué se hicieron estas irregularidades entre los años 2005 y 2008". "Debe explicar las irregularidades y no meterse en lo que hemos hecho los demás durante estos años; si tiene alguna sospecha de que en esta legislatura se están cometiendo algún tipo de irregularidad que lo denuncie", ha zanjado.

El PNV apoya a Inclán

Sin embrago no tiodo han sido críticas a las declaraciones del exconsejero de Sanidad vasco que ha encontrado el apoyo del PNV que ha respaldado sus afirmaciones de que "no hay 'caso Margüello'", sino que "se trata de un montaje para esconder el actuar fracaso de la gestión" del Departamento de Sanidad del Gobierno de Patxi López.

En declaraciones en el Parlamento vasco tras la comparecencia del viceconsejero de Sanidad, Jesús María Fernández, ante la Comisión que investiga en la Cámara las irregularidades en las contrataciones de servicios sanitarios, la parlamentaria del PNV Nerea Antia aseguró que "el nerviosismo con el que ha reaccionado tanto el departamento de Sanidad, como el PSE y PP ante las declaraciones de Inclán, demuestra que el ex consejero ha acertado de lleno en su análisis y no hay caso, sino que se trata de un montaje para esconder el actuar fracaso de la gestión del Departamento del Gobierno de Patxi López".

Según ha insistido, este "fracaso" en la gestión sanitaria "pone en riesgo la Sanidad vasca" porque "los problemas se acrecientan, el malestar crece y la calidad en el servicio baja".

Finalmente, ha criticado los "contratos irregulares" realizados por el actual Departamento "a empresas que son propiedad de altos directivos que el consejero de Sanidad, Rafael Bengoa, no se ha preocupado de aclarar", en referencia a las adjudicaciones realizadas por Sanidad a empresas relacionadas con el ex gerente de la empresa pública Osatek Pablo López Arbeloa.