“Los presupuestos tienen recortes, lo digan como lo digan”, ha afirmado el expresidente



26 oct 2012. 17.33H
SE LEE EN 2 minutos

Guillermo Fernández Vara, durante su intervención en la Asamblea de Extremadura.

Redacción. Mérida
El Pleno de la Asamblea de Extremadura ha rechazado la enmienda a la totalidad presentada por el PSOE contra el proyecto de la Ley de Presupuestos del Gobierno de José Antonio Monago con los votos en contra del PP y la abstención de IU. Una vez rechazada esta enmienda, la ley sigue su tramitación en la Comisión de Hacienda y Presupuesto del Parlamento de Extremadura.

El expresidente autonómico y líder de la oposición, Guillermo Fernández Vara, ha asegurado que estos presupuestos incluyen un recorte de 190 millones menos en sanidad. Durante su comparecencia, el dirigente socialista ha declarado que la historia de los presupuestos del pasado año son “la historia de un sinfín de promesas incumplidas y eso es indiscutible” y ha indicado que no se trata de que los presupuestos sean “más o menos expansivos”, algo que a los ciudadanos “no les importa”. “Los presupuestos tienen recortes, lo digan como lo digan”, ha aseverado.

Tal y como informó Redacción Médica el pasado 15 de octubre, el proyecto de Ley de Presupuestos de Extremadura (PGEx) para el año 2013 está dotado con 4.790.886.829 euros. Por gastos de carácter social, Sanidad representa el 44,48 por ciento y Dependencia el 9,67 por ciento. Sin embargo, y a pesar de este elevado porcentaje del presupuesto dedicado a sanidad, hay que matizar que el presupuesto sanitario bajará un 9,2 por ciento, si bien el titular de Economía, Antonio Fernández, ha asegurado “no va a incidir en las prestaciones sanitarias de la población ni en su calidad”, ya que el descenso experimentado se refiere a “un ahorro en gastos de personal”.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.