Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:40

Fernández pide a la oposición que no “ensucie la puesta en marcha del Huca”

La puesta en marcha total del nuevo HUCA está prevista para el otoño de 2014

Martes, 08 de octubre de 2013, a las 14:57

Redacción. Oviedo
El presidente del Principado de Asturias, el socialista Javier Fernández, ha pedido este martes a los distintos grupos parlamentarios que no entorpezcan el proceso de puesta en marcha del nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). "Habría que tener una idea ruin de la política para inflar los problemas con la intención de ensuciar la puesta en marcha del HUCA", ha señalado.

Javier Fernández.

Fernández se ha pronunciado en estos términos en su intervención inicial en la primera jornada del Debate de Orientación Política celebrada en la Junta General del Principado de Asturias (JGPA). Ha dicho a los diputados que conseguir que el proceso culmine debería ser "un imperativo común".

Ha dejado claro que no pide a la oposición que renuncie al control o a la crítica, pero ha matizado que "sí puedo invitarles a que sean partícipes de los grandes proyectos de Asturias, y también puedo rogarles que no exacerben las miserias para entorpecerlos".

La puesta en marcha a pleno rendimiento del nuevo HUCA está prevista para el otoño de 2014. Javier Fernández ha dicho que el complejo hospitalario "ya está finalizado" y que comenzará a entrar en funcionamiento paulatinamente desde finales de enero en adelante.

"Dense cuenta de la envergadura del desafío, que no se limita a que el traslado se haga con la mayor seguridad posible y a que el nuevo hospital funcione bien", ha apuntado el presidente asturiano, que ha añadido que el nuevo complejo tienen que mantener a Asturias "a la vanguardia de la sanidad pública española y debe ser la plataforma básica para fomentar la investigación biotecnológica y sanitaria en Asturias".

Por otro lado, también en materia de salud, Javier Fernández, ha resaltado, en relación a cuestiones desarrolladas por ese departamento, la "ambición" del plan estructural de gestión de listas de espera, que concibe al Servicio de Salud de Asturias "como un solo centro sanitario en el que debemos facilitar la movilidad de médicos y pacientes para reducir las demoras". Se ha referido también a la reducción de directivos, con un ahorro de 1,6 millones al año o la puesta en marcha de la central de compras.