Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

La Junta, denunciada por FEDE por limitar las tiras reactivas

El SES ha reducido de 5 a 2 los lotes de tiras reactivas, privando de control a invidentes afectados

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Madrid
La Federación de Diabéticos Españoles (FEDE) ha presentado una reclamación ante la Dirección General de Ordenación Profesional, Cohesión del Sistema Nacional de Salud y Alta Inspección, del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, en la que denuncia la actuación irregular y anómala del Servicio Extremeño de Salud (SES), al convocar un expediente que contempla la reducción drástica y sin justificación de la tipología de tiras reactivas que pretende adquirir, pasando de 5 a 3 (siendo en realidad 2)1 los tipos de este producto sanitario.

Con esta, son ya dos las reclamaciones que FEDE ha realizado en este sentido ante organismos públicos, ya que, a mediados de octubre, presentó otra, ante del Defensor de los Usuarios del Sistema Sanitario Público de Extremadura. Tras esta primera reclamación, el SES “contraatacó”, haciendo público la firma de un convenio de colaboración con el Colegio Oficial de Podólogos, para la prevención y atención a las personas que padezcan pie diabético. En este sentido, el presidente de FEDE, Ángel Cabrera, señaló que “desde el SES parece que se prefiere obviar temas como el que denunciamos, y desviar la atención pública hacia otros asuntos”.

Tal y como se recoge en la reclamación presentada, con esta adjudicación del SES (que no se justifica ni desde el punto de vista médico-científico ni desde el económico) se impedirá tanto a los pacientes elegir como a los profesionales médicos prescribir la tira y el medidor que mejor se adapte a cada persona y a cada situación concreta. Y es que, además, las empresas adjudicatarias del contrato suministrarán al SES no sólo las tiras reactivas, sino también los medidores necesarios para el control de los pacientes, denominándose el conjunto de tiras y medidor “sistema de medición de glucosa”. de Este modo, FEDE denuncia que algunos colectivos se verán privados de la posibilidad de realizar un adecuado autocontrol de la patología y otros, expuestos a un grave riesgo para su salud. En definitiva, una situación que afectaría a cerca de 1000.000 personas con diabetes que residen en la autonomía, tal y como señalan desde la Federación.