Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

Feafes CyL atiende a 100 encarcelados con enfermedad mental

El proyecto establecido en el año 2007 se realiza junto a Instituciones Penitenciarias

Miércoles, 08 de enero de 2014, a las 12:07
Redacción. Valladolid
La Federación de Asociaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Castilla y León (Feafes Cyl) ha logrado atender en 2013 a un centenar de personas que se encuentran en prisión a través del `Programa Marco de Atención Integral para Personas con Enfermedad Mental (Paiem)´.

Jesús Corrales, presidente de Feafes CyL.

“El objetivo de Feafes es abordar de una manera reglada y uniforme un proceso integral de tratamiento bio-psico-social del interno con enfermedad mental, trabajando en tres áreas fundamentales que son: la atención clínica, la rehabilitación y la incorporación social” ha explicado la técnico de programas de la federación regional, Elena Robles.

Los distintos profesionales que han llevado a cabo este programa, han prestado servicio en seis asociaciones locales de la Comunidad de Castilla y León, concretamente en los centros de La Moraleja, en Palencia; de Villanuela, en Valladolid; en Mansilla de la Mulas, en León; en Brieva, en Ávila;  y en los centros de Burgos y Segovia.

Convenio con Instituciones Penitenciarias

“Las condiciones especiales de privación de libertad y desarrollo de protocolos internos en la atención médica de las personas con enfermedad mental hace que sean necesarios programas específicos de intervención especializada para garantizar un correcto proceso de rehabilitación de la persona”, ha señalado Elena Robles. En este sentido Feafes CyL firmó un acuerdo de colaboración con la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias en octubre del 2012 para el cumplimiento de penas de trabajo en beneficio de la Comunidad.

Igualmente, desde la federación han destacado la importancia del trabajo tanto con las familias como con los propios funcionarios de las prisiones. “Debemos dotar de herramientas a las familias tanto en el momento de la encarcelación de su familiar como prepararles para su regreso una vez cumplido el tiempo de condena para asegurar el control de su enfermedad y que no vuelvan a delinquir”.

A partir de 2014 han informado que se ampliará la cobertura de este programa psicosocial con la intervención en el centro penitenciario de Topas, Salamanca.