18 de enero de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

Farmaindustria prepara traducciones al catalán de los prospectos de medicamentos

Los laboratorios no se han planteado todavía un escenario de desarrollo del plan soberanista

Domingo, 02 de febrero de 2014, a las 13:57

Emili Esteve, director técnico de Farmaindustria.

Marcos Domínguez. Madrid
La patronal de los laboratorios innovadores, Farmaindustria, está preparando traducciones al catalán de los prospectos de medicamentos, que se colgarían dentro de la página web del Catsalut en un plazo de tiempo todavía no fijado. No obstante, según ha señalado a Redacción Médica Emili Esteve, director técnico de la asociación, en un par de meses se deberían dar los primeros pasos.

Farmaindustria se ha reunido varias veces con la Generalitat y una empresa de traducción para “parametrizar” cómo se harían las traducciones, algo que no es fácil debido al uso del lenguaje técnico. “¿Cómo traducimos ‘efectos secundarios’ en catalán? ¿Cómo ‘efectos adversos’ o ‘reacciones adversas’?”, se pregunta Esteve.

Además, en la web se incluiría un ‘disclaimer’ o advertencia que señalaría que se trata de una traducción y que el prospecto “auténtico” es el que figura en la página web de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps). Este ‘disclaimer’ “lo estamos cerrando en estos momentos”, señala el director técnico de Farmaindustria. Sería a partir de su aprobación por la Administración catalana cuando se pondría en marcha el proyecto, que estaría sufragado enteramente por las compañías radicadas en Cataluña. “Los laboratorios están dispuestos”, explica. “No podemos descartar que haya alguno que no lo esté; a ese, ya le exigirá la Generalitat lo que tenga que exigir”.

Solo para fármacos de amplio uso

Sobre qué medicamentos verían traducidos sus prospectos a este idioma, explica que todavía no se sabe cuáles serán pero sí que figurarán aquellos de amplia utilización. “Es algo lógico porque no se va a meter un prospecto hospitalario, que no se lee nadie, ni siquiera en español”.

La iniciativa surge del Código de Consumo de Cataluña y de la interpretación de su aplicabilidad, que exige que para garantizar la seguridad de ciertos productos tienen que tener su etiquetado en catalán. La Agencia Catalana de Consumo se puso en contacto con la patronal para pedir prospectos traducidos, proponiéndole la industria esta alternativa.

“Este tema se inició hace dos años, no ahora”, señalan desde Esteve, una de las compañías farmacéuticas catalanas de mayor tradición. “Desde entonces, llegamos a un acuerdo de que, respetando las competencias de la Aemps respecto a cartonaje y prospectos, dé cumplimiento también al código catalán”. Aunque no han recibido exigencia por parte de la Administración (que se ha comunicado directamente con la patronal), el laboratorio destaca que en su propia web hay información de sus productos en tres idiomas.

Sin noticias del plan soberanista

Tras el desarrollo del plan soberanista del Gobierno de Artur Mas y la incertidumbre sobre la celebración de un referéndum sobre la independencia de Cataluña, cabe preguntarse qué ocurriría con los laboratorios radicados en la región, tanto nacionales como multinacionales, en caso de que ésta fuera una realidad. Ninguna de las compañías farmacéuticas consultadas por Redacción Médica ha querido pronunciarse sobre el tema. Como mucho, “es algo que no se ha planteado”, señalan desde Boehringer Ingelheim, radicada en Barcelona. “Cuando llegue el momento, se valorará”.

Del mismo modo se expresaba Mario Rovirosa, director general de la italiana Chiesi en España, cuya sede también está en la Ciudad Condal, durante el Café de Redacción de Sanitaria 2000 al que acudió en diciembre. “Las turbulencias políticas no nos afectan hoy por hoy en lo más mínimo, ni en positivo ni en negativo”, señaló en su momento. “Veremos cómo se desarrolla”.

Emili Esteve comenta que, desde la patronal, tampoco es un tema que se haya tratado. “Eso no significa que mañana se pueda comentar”, finaliza.


ENLACES RELACIONADOS:

Farmaindustria prevé un estancamiento del mercado (02/01/14)