Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

Farmacéuticos abogan por el uso de recetas informatizadas para evitar problemas de reembolso a pensionistas

El 20 por ciento de recetas prescritas cada mes en Extremadura siguen siendo manuscritas

Jueves, 12 de julio de 2012, a las 14:53

Redacción. Mérida
El Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Extremadura aboga por el uso de recetas electrónicas, o impresas a papel con código de barras, para evitar problemas de reembolso para los pensionistas con la entrada en vigor del nuevo sistema de pago farmacéutico establecido por el Gobierno central.

En concreto, el 20 por ciento de los de los 2,5 millones de recetas prescritas cada mes en Extremadura siguen siendo manuscritas y en papel, lo que puede acarrear problemas para el reembolso del importe que adelantan los pensionistas, y que tiene que abonarles el Ejecutivo regional.

Así lo ha explicado en rueda de prensa el presidente del consejo del colegio de farmacéuticos, Pedro Claros, que ha comparecido en compañía del vicepresidente del colectivo, Cecelio Venegas, para presentar la campaña ‘Tu receta cuenta’. Según han explicado, se trata de una campaña dirigida a pensionistas, con el objeto de sensibilizarlos sobre la necesidad de adquirir recetas electrónicas, o impresas a papel con código de barras.

Estas recetas, insisten, “sí garantizan” la devolución del importe que este sector adelanta a las farmacias en el momento que retiran su prescripción médica. En cambio, añaden, el uso de recetas sin código de barras, y manuscritas a mano, puede llevar a “confusiones”, por ejemplo en el momento de introducir los dígitos que identifican al paciente.

Resultado del reembolso en Extremadura

En su intervención, Cecilio Venegas ha insistido en que, tras diez días desde la entrada en vigor del nuevo decreto del pago farmacéutico se ha constatado que Extremadura es una de las “mejores” regiones en las que ha funcionado el nuevo sistema.

Esto se ha logrado, añade, “merced al trabajo al Servicio Extremeño de Salud, y de los colegios de farmacéuticos y los médicos”, los cuales han “sabido” adaptarse a un decreto. En este sentido, matiza que se trata de un decreto “complicado, porque tiene un pago y un retorno para los pensionistas y desempleados en activo”.