Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 15:30

Farjas y Lamata afirman que la Ley de Dependencia es inviable si se restringe la deuda de las comunidades

La consejera gallega asegura que la ley se encuentra en una situación de crisis “real” y el de Castilla-La Mancha argumenta que se planificó para una situación de “bonanza” económica

Lunes, 28 de febrero de 2011, a las 18:46

De izquierda a derecha: Juan Oliva, coordinador del libro 'Sanidad y dependencia; matrimonio o divorcio'; Pilar Farjas, consejera de Sanidad de Galicia; Juan Ignacio Trillo, presidente del Cítculo de la Sanidad; Fernando Lamata, consejero de Salud y Bienestar Social de Castilla-La Mancha; y Sergi Jiménez, coordinador del informe.


Javier Leo / Imagen: Ana Salazar. Madrid
Los consejeros de Sanidad de Galicia, Pilar Farjas, y de Salud y Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata, han participado este lunes en la presentación del informe ‘Sanidad y dependencia; matrimonio o divorcio’, durante la cual ambos responsables autonómicos han coincidido en señalar que la aplicación de la Ley de Dependencia es inviable si el Gobierno central sigue restringiendo el endeudamiento de las comunidades autónomas.

El consejero manchego Fernando Lamata.

Para Farjas, “si ya es difícil garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), respecto a la Ley de Dependencia nos encontramos ante una situación de crisis real”. En concreto, la consejera gallega ha denunciado que el sistema de financiación de las prestaciones de esta ley está “terriblemente desequilibrado”, ya que por cada euro que invierte el Estado, las comunidades tienen que poner tres.

Por su parte, Lamata ha argumentado que el planteamiento de la Ley de Dependencia se hizo para una situación de “bonanza” económica, muy diferente al escenario de crisis económica actual. A pesar de ello, “se han mantenido las prestaciones, tanto sanitarias como sociales con un menor presupuesto”, ha defendido el consejero de Salud y Bienestar Social manchego, quien ha apuntado que, no obstante, la situación es “insostenible” a largo plazo con el modelo de financiación autonómica actual.

A este respecto, ambos consejeros han coincidido en que el sistema de financiación de las autonomías es ineficaz ya que, con recortes de presupuestos, tienen que hacer frente a mayores prestaciones que, además, deben cumplir unos estándares de calidad y unas expectativas muy altas para la sociedad. La propuesta desde Castilla-La Mancha es la de ampliar el margen de endeudamiento autonómico y establecer impuestos finalistas para la sanidad y las prestaciones sociales.

Todavía lejos de poder integrar Sanidad y Dependencia a nivel asistencial

Pilar Farjas, consejera de Sanidad de Galicia.


Estas y otras proposiciones se recogen en el informe, elaborado por el Círculo de la Sanidad, un documento que, según han explicado sus autores, propone la integración de los sistemas sanitarios y sociales de forma gradual, comenzando por los sistemas de planificación, coordinación e información.

“Todavía es pronto para plantearse la integración de ambas prestaciones”, han aseverado. Esta situación ha sido definida por Lamata como “un matrimonio civil con separación de bienes” con “una coordinación fuerte con una integración débil”.

Del mismo modo, los autores de este documento han indicado que mantener las prestaciones económicas para cuidadores no profesionales no es viable a largo plazo e, incluso, han instado a los políticos a replantearse la inclusión de los dependientes moderados en las escalas de prestación económica para asegurar la sostenibilidad del sistema.