Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

Farjas sigue el órdago del catálogo y pide otras propuestas

La consejera gallega dice que la suspensión por parte del Constitucional ha supuesto una “situación compleja” que obliga a su Consejería a negociar “con rehenes”

Viernes, 11 de marzo de 2011, a las 17:00

Redacción / Leire Sopuerta Biota / Imagen: Miguel Ángel Escobar y Paula Pino
La consejera gallega de Sanidad, Pilar Farjas, ha señalado este viernes que la suspensión del catálogo gallego de medicamentos decidida por el Tribunal Constitucional ha puesto a su comunidad en "una situación compleja" que le obliga a "dialogar con rehenes" con el Ministerio de Sanidad para solventar la situación.

Declaraciones de Farjas y Martínez Olmos.

Así lo ha afirmado Farjas en el marco de la jornada organizada en Madrid por el Consejo Económico y Social de España (CES) en torno a su 'Informe sobre Cohesión y Desarrollo autonómico en el Sistema Sanitario Español', y en presencia del secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos. Según Farjas, "lo que no se le puede pedir a Galicia es que elimine, de una ley del Parlamento gallego, los cuatro artículos que crean el catálogo" porque, a su entender, eso sería "una contradicción en sí misma".

"En el momento en el que el ministerio proponga una modificación que sea aceptable para el Parlamento de Galicia, que es el que tendrá que valorarla, Galicia podrá decidir en ese entorno", ha señalado la consejera, para quien "dialogar con rehenes, que es tener suspendido el catálogo, es una situación compleja".

Además, ha indicado que los servicios jurídicos gallegos han solicitado la apertura de la Comisión Mixta con el Ministerio de Administraciones Públicas para solicitar que el Tribunal Constitucional (que no se ha pronunciado aún ni en contra ni a favor) "acorte los plazos de valoración de la suspensión". En este sentido, ha señalado que el Tribunal Superior de Galicia ha valorado ya las alegaciones sobre el catálogo y señalado, según Farjas, que la suspensión de la ley "ni en el peor de los escenarios generaría perjuicio a los demandantes y sería, sin embargo, alarmante el perjuicio que su suspensión supondría para las arcas de la sanidad pública gallega".

Martínez Olmos, comedido y firme en la postura del Ministerio

Por su parte, Martínez Olmos ha recalcado en que "el Gobierno siempre ha manifestado su disposición al diálogo" sobre el catálogo gallego de medicamentos y que "la sigue manifestando. El Gobierno ha hecho una oferta para explicar cuáles son, desde su punto de vista, los cambios que se tienen que hacer en la normativa gallega para que sea acorde al marco competencial", dice Olmos. "Si eso se hace --añade-- se puede hablar de cualquier otra cuestión pero, si esa decisión no se toma, no puede pedirse como requisito previo algo en lo que nos está dando la razón el TC, que retiremos lo que es una decisión del Gobierno que pretende preservar el derecho de los gallegos a tener el mismo derecho a un catálogo de prestaciones farmacéuticas que en el resto del Sistema Nacional de Salud (SNS)", ha explicado.