Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

El Ministerio ‘saca pecho’ en Bruselas por la reforma del 16/2012

La secretaria general de Sanidad ha asegurado que España ha superado el reto que suponía blindar el SNS ante la crisis económica

Jueves, 23 de enero de 2014, a las 17:13
Redacción. Bruselas
La secretaria general de Sanidad y Consumo, Pilar Farjas, ha expuesto este jueves en Bruselas, a invitación de la Unión Europea, algunos de los principales resultados de la reforma sanitaria iniciada por el Real Decreto 16/2012 en materia de equidad. Ante sus homólogos europeos, Farjas ha ‘sacado pecho’ por la consecución de un proceso durante el cual “fue preciso tomar decisiones de gestión difíciles y valientes en algunos casos, pero siempre desde el principio de que colaborase más el que más tiene para proteger al que menos tiene”.

Pilar Farjas, secretaria general de Sanidad y Consumo.

Según la número dos del Ministerio de Sanidad, la incorporación de la equidad en las políticas y estrategias de salud en España constituye “un modelo” para otros países de la UE por sus “buenos resultados”. “La protección del carácter público y la garantía de la universalidad de la asistencia sanitaria pública, superando el reto de sostenibilidad con el que el Sistema Nacional de Salud (SNS) encaró el inicio de esta legislatura”, son los resultados presentados por España en la “Joint Action” o Acción Conjunta en Europa sobre desigualdades en salud en Bruselas.

En este foro, Farjas ha destacado que la reforma emprendida en abril de 2012 ha permitido “el acceso con garantías de seguridad y de calidad, evitando el fraude y la ineficiencia” a una asistencia sanitaria pública, gratuita y universal para todos los españoles, “superando el reto que suponía blindar el SNS ante la crisis económica”.

La secretaria general ha subrayado que en nuestro país “las administraciones públicas tenemos la responsabilidad de ofrecer a nuestros ciudadanos prestaciones y servicios, en condiciones de igualdad en el acceso, porque la equidad es un componente esencial de la calidad, garantía de mayor efectividad y contribuye al desarrollo social y económico”.

España lleva 15 años, ha explicado, trabajando en el análisis de las desigualdades sociales en salud. Sin embargo, no ha sido hasta la entrada en vigor de la reforma sanitaria cuando se introdujeron medidas para hacer frente a las consecuencias del desempleo, como es la ampliación de coberturas asistenciales a los parados que no tienen subsidio (desde 2012).

Como reto para el futuro, la secretaria general ha indicado que, el objetivo es “mejorar los sistemas de información para aumentar el conocimiento y hacer un seguimiento sobre las desigualdades de salud y las situaciones de mayor riesgo”, como la cronicidad. Asimismo, ha abogado por enviar mensajes claros, basados en la evidencia disponible, que demuestren qué políticas son las más efectivas para la reducción de las desigualdades sociales en salud.

La sanidad española, “leal” a Europa

La participación de España en esta Acción Conjunta de equidad, ha afirmado Farjas, “ha servido a nuestro país para fortalecer y desarrollar esta línea de trabajo en todos los procesos sanitarios abordados en el Sistema Nacional de Salud. La mejora continua en la equidad y cohesión constituye un signo de identidad de nuestro sistema sanitario”. "Hoy la UE tiene la garantía de que cuenta con la lealtad, rigor, responsabilidad y colaboración permanente de España y del SNS para hacer una Europa mejor y más saludable", ha concluido.