Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Muface pierde 1.000 millones en los últimos cinco años

Por la reducción de las aportaciones del Ministerio de Hacienda y la congelación de las ofertas de empleo público

Jueves, 14 de febrero de 2013, a las 12:57

Redacción / Carlos Cristóbal / Imagen: Adrián Conde. Madrid
Las cuentas de Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface) se han visto reducidas en algo más de 1.000 millones entre 2009 y 2013 como consecuencia de la reducción de las aportaciones del Ministerio de Hacienda y la congelación de las ofertas de empleo público. Sólo la utilización de otros casi 1.000 millones de euros del remanente de tesorería durante los últimos cinco años ha permitido a Muface mantener las cuentas en equilibrio, con 1.125,7 millones de euros en 2013.

José Ramón Rubio y Juan Abarca Cidón, presidente y secretario general del IDIS; Celima Gallego, gerente de Mugeju; Gustavo Blanco, director gerente de Muface; Pilar Farjas, secretaria general de Sanidad y Consumo; Soledad Álvarez de Miranda, secretaria general gerente de Isfas; y Miguel Borra, presidente de CSI-F.

Así se ha detallado durante la 'Jornada Mutualismo Administrativo: Eficiencia de un modelo', organizada por el sindicato de funcionarios CSI-F en colaboración con el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS). Según el sindicato, las aportaciones obligatorias de Hacienda se han ido reduciendo de manera paulatina, con un descenso del 16,9% sólo en 2013, hasta los 898,5 millones de euros.

Además, el número de nuevos beneficiarios (familiares de mutualistas) se redujo de manera escalona en los últimos años por una caída de la natalidad y por la reducción de las ofertas de empleo público, hasta las 615.814 personas. Si bien, CSI-F indica que los datos provisionales de 2012 reflejan un aumento de beneficiarios del 7% --con un total de 615.814-- probablemente como consecuencia de la crisis y el regreso de muchos jóvenes al hogar de sus progenitores y, por tanto, a la protección de la mutualidad.
 

Gustavo Blanco.

Pilar Farjas.

En paralelo, la distribución porcentual entre titulares y jubilados obligatorios se va decantando de forma imparable hacia los jubilados, que presentan una mayor necesidad de asistencia sanitaria y farmacológica y de protección social.

El futuro del modelo está en juego

En este contexto, Muface ha hecho un uso creciente del remanente de tesorería, "única manera de equilibrar el presupuesto para hacer frente a las necesidades del concierto y las prestaciones sociales". Así, desde 2009 se han utilizado casi 1.000 millones de euros de remanente.

Según CSI-F, esta evolución de las cuentas explica los recortes en las prestaciones sociales introducidas en el presupuesto para 2013, que afectan principalmente a programas de ayuda para la adquisición de vivienda, jubilación y defunción. "El envejecimiento de la población hace que sea necesario hacer más con menos recursos", ha señalado el director general de Muface, Gustavo Blanco, que ha apuntado a la toma de medidas encaminadas a mejorar la "eficacia y eficiencia" del sistema para poder mantenerse.

En este sentido, el secretario de Acción Sindical de CSI-F y consejero de Muface, Eliseo Moreno, ha mostrado su "preocupación" por el futuro del mutualismo, y ha asegurado que "si no se atiende este modelo puede caer".
"Las consecuencias serían dramáticas, porque estas personas entrarían en el Régimen General de la Seguridad y provocaría un daño irreparable en la sanidad pública", ha añadido.

Valoración de la secretaria general del Ministerio y del presidente del IDIS

Juan Abarca Cidón.

Los efectos de la crisis y los problemas de financiación han puesto al borde del abismo el modelo de mutualismo entre los funcionarios, un servicio que utilizan más de dos millones de personas en nuestro país. Un problema que, lejos de ser únicamente del sector asegurador y la sanidad privada, afecta claramente a un sector público al que el mutualismo libera notablemente. Así lo ha valorado la secretaria general de Sanidad y Consumo del Ministerio, Pilar Farjas, que ha calificado la situación como un “momento de oportunidad” y se ha comprometido a trabajar conjuntamente con el sector privado “para identificar dónde podemos trabajar juntos en beneficio de los ciudadanos”.

“Se trata de un modelo esencial para el mantenimiento de la actividad sanitaria privada y una herramienta fundamental para el ahorro sanitario”, ha asegurado sobre el mutualismo administrativo el presidente del IDIS, José Ramón Rubio, que se ha encargado de abrir la jornada.

Durante su intervención, Rubio ha calificado el método utilizado por Muface, Mugeju e Isfas como “un ejemplo de colaboración público-privada que genera múltiples beneficios en la gestión del sistema sanitario público”. “Ante la difícil sostenibilidad delsistema es fundamental que exista un consenso entre las aseguradoras y la Administración Central para que el modelo siga siendo eficiente y sostenible para todos”, ha añadido.

Por su parte, el secretario general del IDIS, Juan Abarca Cidón, ha asegurado que "somos grandes defensores del mutualismo", al que ha calificado de "eficiente" porque "calcula lo que puede hacer en función de lo que tiene". Además, ha apuntado a un problema de índole política para explicar la situación por la que atraviesa el sector. "El Ministerio tendría que tomar las riendas y trabajar para que las cosas sean hechas por quien mejor las hace".

Manuel Cervera, portavoz de Sanidad del PP-Congreso; Juan Iranzo, vicepresidente del Instituto de Estudios Económicos; Teótimo Saez, secretario general de Adeslas SegurCaixa; y José Martínez Olmos, portavoz de Sanidad del PSOE-Congreso.

A la izquierda, José Ramón Rubio, presidente del IDIS, charla con la secretaria general de Sanidad y Consumo, Pilar Farjas. En la imagen de la derecha, Juan Abarca Cidón atiende al discurso de Eliseo Moreno, consejero de CSI-F en Muface.

En la imagen de la izquierda, Pascual Moreno, responsable de Administraciones Públicas en DKV Seguros, posa junto al presidente de la entidad, Francisco Juan, y la gerente de Mugeju, Celima Gallego. A la derecha, Fernando Mugarza, director de Desarrollo Corporativo del IDIS.

A la izquierda, el director general de Muface, Gustavo Blanco. En la imagen de la derecha, Manuel Fernández Ilarraza, consejero de Asisa, posa junto a Luis Mayero, delegado en Madrid de la misma compañía y vicepresidente del IDIS.

A la izquierda, Jesús Peláez, director de Docencia e Investigación de HM Hospitales; y Carmen Ruiz, directora de Organización del IDIS. En la imagen de la derecha, Pablo Corral, director del Igualatorio de Cantabria; y Ricardo López, director general de Sanitaria 2000.

En la imagen de la izquierda, Carlos Amaya, asesor de Sanidad de CSI-F Nacional, posa junto a Laura Marcos Primo, secretaria nacional de Prevención de Riesgos Laborales del mismo sindicato. A la derecha, Julio González Bedia, director general de Áliad; y Ana Viguri, presidenta de la misma compañía.

En la imagen de la izquierda, Fernando Vicente, de Imserso; y Manuel Borra, presidente de CSI-F. A la derecha, Juan Iranzo, vicepresidente del Instituto de Estudios Económicos; y Enrique de Porres, consejero delegado de Asisa.

Luis Iglesias, delegado de Adeslas SegurCaixa en Madrid; Pablo González Jerez, director de Asistencia de HM Hospitales; Alicia Sánchez Gil, directora de Asistencia de Adeslas SegurCaixa; y Santiago Ruiz, director médico del Hospital HM Montepríncipe.

Aspecto de la sala durante la jornada.