Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:00

Fariña pone su cargo a disposición de la Junta Directiva

Alega que no se han cumplido los objetivo marcados en 2008, aunque en el fondo están desavenencias con el vicepresidente García Alarilla y con el tesorero González Galán

Miércoles, 18 de mayo de 2011, a las 10:22

Redacción. Madrid
La presidenta del Colegio de Médicos de Madrid (Icomem), Juliana Fariña, puso su cargo a disposición de la Junta Directiva el pasado jueves, según ha podido saber Redacción Médica por fuentes colegiales. En una reunión de este órgano de gobierno, Fariña, que lleva meses de baja (por dolores de espalda, según fuentes oficiales) dijo que no se estaban cumpliendo los objetivos marcados para este mandato que comenzó en junio de 2008 y al que le queda un año para expirar.

Juliana Fariña, presidenta del Colegio de Médicos de Madrid.

Esta es la excusa que ha puesto Fariña para forzar una salida a una situación que no le gusta nada: lleva meses apartada de la Presidencia por la mencionada baja, y en este tiempo, según ha podido saber este diario, cree que el vicepresidente Miguel García Alarilla, y el tesorero Carlos González Galán han tomado el mando de la corporación ejecutando decisiones que no son de su gusto.

Un ejemplo de hechos que han alimentado esta sensación en Fariña sería la reciente decisión de la Junta de cambiar el Banco Popular por el Banco Santander. Además, de en Fariña, esta decisión está causando cierto malestar entre numerosos colegiados, que están recibiendo cartas del colegio denunciando impagos de las cuotas, cuando lo que parece que está sucediendo es que la nueva entidad no está muy acertada a la hora de tramitar los pagos en cuentas en las que llevan domiciliados muchos años (hasta 40 en algunos casos).

Además, parece ser que con el cambio al Santader estarían retornando al Colegio un porcentaje menor de las cuotas colegiales del que estaba pactado con el Popular, según comentan algunos colegiados. En el trasfondo de la reacción de Fariña también estaría la relación del Colegio con Uniteco. García Alarilla no ha sido partidario de 'hipotecar' la corporación ampliando un acuerdo que finaliza en 2013, algo que a la anatomopatóloga no habría sentado muy bien.