Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Facme expresa a Sanidad su apoyo a que Urgencias sea ACE

Considera también que es la mejor solución para Infecciosas, y solicita a Sanidad que cuente con los profesionales a la hora de abordar los recortes en el sector

Jueves, 31 de mayo de 2012, a las 22:10

Redacción. Madrid
La Federación de Asociaciones Científico Médicas ha expresado a José Javier Castrodeza, director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, su apoyo a la decisión de que Urgencias sea área de capacitación específica (ACE), y no una especialidad, como desde hace varios años venía reclamando la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes). En una reunión mantenida por Castrodeza con José Manuel Bajo Arenas y parte de la junta directiva de Facme, esta federación ha querido dar el respaldo de la mayoría de las sociedades científicas que la integran al anuncio hecho por Sanidad hace unos días de que Urgencias finalmente no quedará constituida como una más dentro del nuevo mapa de especialidades en el que trabaja el Ministerio.

José Manuel Bajo Arenas y José Javier Castrodeza.

Igualmente, una mayoría de sociedades científicas integrantes de Facme considera que en el caso del ámbito de las Enfermedades Infecciosas, la solución más adecuada para su regulación sería la de convertirse en un área de capacitación específica, evitando así "aumentar" el registro de especialidades, que en España se sitúa por encima de la cincuentena, por encima de los paises de nuestro entorno. Pese a ello, Facme ha solicitado a Castrodeza que Sanidad busque el mayor consenso posible a la hora de ultimar el decreto de troncalidad en el que Sanidad lleva trabajando varios años.

También en la reunión mantenida por Castrodeza y Facme los representantes de las sociedades científicas han trasladado al director general la necesidad de que la Administración cuente con los profesionales y escuche su opinión a la hora de llevar a cabo los recortes anunciados en el ámbito sanitario. Desde Facme se advierte que las sociedades deben velar por la calidad asistencial, y los recortes podrían ponerla en peligro si se hacen de forma indiscriminada y sin el consenso de los sanitarios.