Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

Extremadura recibirá más de 592.000 euros para programas de drogodependencias

La delegada para el Plan Nacional de Drogas, “impresionada” con los programas extremeños

Miércoles, 23 de febrero de 2011, a las 17:46

Nuria Espí, delegada del Plan Nacional sobre Drogas; y Quintín Montero, secretario técnico de drogodependencias del SES.

Redacción. Badajoz
La delegada del Gobierno del Plan Nacional Sobre Drogas, Nuria Espí, ha afirmado que está “agradablemente impresionada” con los programas de atención a drogodependientes que se desarrollan en Extremadura, región que recibirá en 2011 más de 592.000 euros para programas de drogodependencias.

Espí está realizando una visita a varios centros de la región donde se ponen en marcha este tipo de programas de prevención y rehabilitación, entre ellos el Centro Penitenciario de Badajoz y el de Atención de Drogodependencias (Cedex) de Valdepasillas, también en la capital pacense.

La delegada del Gobierno en materia de Drogas ha señalado que el objetivo de esta visita, tras su reciente nombramiento, es “conocer sobre el terreno” como se desarrollan los proyectos adscritos al Plan Nacional en las distintas regiones.

Así, Nuria Espí ha indicado que se lleva “en la cartera” la forma en que Extremadura desarrolla el programa de atención carcelaria, por el número de personas que voluntariamente participan y por los recursos de seguimiento y apoyo con que cuentan una vez salen de prisión, que es un “problema”, ha dicho, que se da en otras regiones.

Actuaciones en la región

Por su parte el secretario técnico de drogodependencias del SES, Quintín Montero, ha explicado que la región ha señalado que el “dispositivo estrella” de la región es la red pública de asistencia que constituyen los Cedex, y que de cara a los fondos del Plan Nacional sobre Drogas la región presenta este año peticiones continuar con los “mismos programas” ya puestos en marcha de prevención comunitaria en centros educativos y de prevención de corte selectivo para población en riesgo de “vulnerabilidad”.

Montero ha señalado que en la región se puede atender a cerca de 5.000 personas con estos programas, que en su mayoría presentan adicciones relacionadas en primer lugar por el consumo de una mezcla de cocaína y heroína; en segundo lugar por consumo de alcohol y en tercer lugar de cocaína.