Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 13:20

Extremadura participará en el pilotaje de la receta electrónica nacional

La región no se plantea la reordenación de servicios hospitalarios

Jueves, 30 de mayo de 2013, a las 17:45

Cristina Mouriño.
El buen desarrollo de la receta electrónica a nivel regional ha puesto a Extremadura en el punto de mira para el pilotaje del proyecto a nivel estatal. Así lo ha avanzado el director general de Asistencia Sanitaria, Eduardo Laguna, en una entrevista concedida a Redacción Médica. “Recientemente el Ministerio de Sanidad se ha puesto en contacto con nosotros para entrar a formar parte del programa piloto de receta electrónica de ámbito nacional. Hemos solicitado, además, participar en el programa Epsos de receta electrónica europeo”, ha apuntado.

Eduardo Laguna.

La reducción de las listas de espera es uno de los problemas que se plantean prácticamente todas las autonomías, ¿en qué situación se encuentran en Extremadura y qué medidas se han puesto en marcha?

Extremadura, en el control de listas de espera, no es de las peores del Estado. Se ha conseguido una cierta estabilización del aumento de las listas de espera incrementando la actividad programada en el turno de mañana de la jornada ordinaria. Retomar la jornada ordinaria de tarde es factible en algunos servicios en función de la disponibilidad de recursos según la especialidad pero sin pago adicional, que es lo que se conoce como peonadas y que hoy por hoy no está contemplado, al menos en el ejercicio 2013.

Otro de los paradigmas de los que se habla es la asistencia al paciente crónico. ¿Contempla su comunidad el desarrollo de una estrategia específica?

Estamos trabajando en planteamientos de abordaje de la cronicidad. Conozco el origen de la evolución del crónico de País Vasco y Valencia, fundamentalmente por los procesos de estratificación en los que han entrado. Son los estudios previos que dan lugar a los planteamientos que hay actualmente.

He tenido la oportunidad de conocer la estación multicanal que se está diseñando en el País Vasco. Me parece interesante y tiene unos cuantos elementos que serían extrapolables a la comunidad de Extremadura.

También en Islas Baleares hay alguna iniciativa que no es específica de crónicos como tal, pero si facilita mucho la labor de los profesionales a la hora de incluir determinados grupos de patologías en programas de crónicos basados en la aplicación del conocimiento de las guías terapéuticas y de las recomendaciones internacionales a esos flujos de trabajo que se pudieran establecer. Estamos explorando los planteamientos y la muy escasa experiencia que hay en otras comunidades. La realidad es que cuando les solicito que me digan qué experiencia es la que tienen me dicen que aún están desarrollando el programa piloto.

Estamos trabajando en ello y desde la Subdirección de Atención Primaria se está ya preparando algún esquema. Es un trabajo importante en el que tenemos que entrar pero bien planificado porque la inversión que requiere es relevante. Entiendo que se hagan programas piloto al estilo de lo que está haciendo Valencia de monotorización de determinados parámetros vitales. Todas estas tentativas son interesantes y aportan valor a los planteamientos hacia la cronicidad.

Dentro de la reestructuración de la Atención Continuada se está trabajando en empezar a recoger datos de asistencia en atención continuada para tratar de conocer la incidencia que se genera por problemas crónicos en la atención continuada y no solo contemplar la frecuentación del crónico en las consultas de por la mañana.

Otra de las medidas anunciadas por alguna comunidad es la reordenación de servicios hospitalarios para hacerlos más eficientes, ¿se plantea esta iniciativa su consejería?

Extremadura está, en principio, bien estructurada en este sentido. Los procesos de mayor complejidad están muy centralizados en Badajoz, en el Complejo Hospitalario Infanta Cristina. Hay alguna otra especialidad de referencia en el Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres, como puede ser cirugía plástica; y la prestación de implantes cocleares.

El resto de centros hospitalarios de la autonomía tienen la cartera de servicios básica y en lo que si trabajamos es en definir los criterios de derivación de situaciones complejas dentro de esta cartera básica. Haremos una distribución lógica y pensando, fundamentalmente, en la comodidad del paciente y su familia. Extremadura tiene una extensión muy amplia y los desplazamientos familiares también hay que considerarlos.

Eduardo Laguna en un momento de la entrevista con Cristina Mouriño, coordinadora de Comunidades Autónomas de Redacción Médica.

La gestión clínica vuelve a estar de actualidad. Algunas comunidades ya llevan tiempo desarrollándola, ¿cómo concibe esta fórmula Extremadura? ¿Qué opina de los modelos de autogestión como el que pretende la Comunidad de Madrid?

Se ha hablado de la gestión clínica, pero no se ha tomado todavía una decisión seria al respecto. Pero en cualquier momento se puede hacer. Quizá algún servicio si podría tener opciones para hacerlo si así lo deseara.

Extremadura y Castilla y León propusieron introducir nuevos tramos en el copago farmacéutico en la horquilla que va desde los 18.000 a los 100.000 euros, ¿se ha avanzado en algo con el ministerio?

Creo que incorporar nuevos tramos al copago tiene razón de ser y al menos es oportuno que se estudie y se valore, aun teniendo en cuenta la dificultad que añade en el proceso de reembolso por el anticipo de los ciudadanos. Pero si el sistema de información está bien diseñado tampoco es una tarea excesivamente complicada.

Su comunidad ha destacado en la implementación de la receta electrónica que ha facilitado ese reembolso. En el ámbito de la historia clínica digital, muchas comunidades se han marcado este año como el del despliegue definitivo, ¿en qué situación se encuentra su desarrollo?

La receta electrónica está implantada en alto grado. El último estudio estadístico que me proporcionaron daba un balance de un 90 por ciento de lo que conocemos como ‘receta informática’ que englobaría la receta electrónica propiamente dicha y la receta informatizada.

En receta electrónica hemos alcanzado el 80 por ciento de las dispensaciones, un 10 por ciento en receta informatizada y el resto en receta manuscrita. El desarrollo de receta electrónica es francamente bueno y de hecho es el que están replicando las mutualidades Muface, Mujeju e Isfas para aplicar en su ámbito.

Recientemente el Ministerio de Sanidad se ha puesto en contacto con nosotros para entrar a formar parte del programa piloto de receta electrónica de ámbito nacional. Hemos solicitado, además, participar en el programa Epsos de receta electrónica europeo.

En lo referente a la historia clínica digital tenemos una historia única para Atención Primaria y Especializada. Compartimos los mismos datos y en octubre nos incorporamos al nodo del Sistema Nacional de Salud en modo emisor y receptor de información. Los ciudadanos extremeños pueden acceder a un resumen de su historia clínica, a las pruebas de Urgencias, informes de alta, de consultas y próximamente podrán acceder también a la imagen radiológica.

Para finalizar, nos gustaría que nos hiciera un balance del Real Decreto 16/2012 y preguntarle sobre la posibilidad de poner en marcha un programa específico para la asistencia a inmigrantes irregulares.

El 16/2012 nos ha permitido conocer como es cada uno de los ciudadanos, si es asegurado, si es beneficiario, si lo atendemos nosotros, etc. Ha habido alguna reunión con asociaciones de inmigrantes y próximamente tendremos un nuevo encuentro para abordar este tema e introducir alguna modificación para mejorarlo.