Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Externalizar los servicios no asistenciales del Hospital de Toledo ahorrará 240 millones

El consejero señala que se dejarán de gastar 8 millones durante los 30 años de concesión

Jueves, 15 de agosto de 2013, a las 18:32

Redacción. Toledo
El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, ha subrayado que "la gestión de los servicios no asistenciales, como por ejemplo la limpieza, el mantenimiento, la lavandería y lencería o la alimentación experimentará una reducción estimada de más de ocho millones de euros anuales en el Complejo Sanitario de Toledo, teniendo en cuenta el aumento de superficie y de actividad que traerá consigo el nuevo centro".

El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales José Ignacio Echániz.

Según ha informado la Junta en un comunicado, si se contabilizan los 30 años de la concesión, la cifra superaría los 240 millones de euros. Esto será posible ya que "saldrá a concurso de forma conjunta la ejecución de las obras del nuevo Hospital de Toledo y los servicios no sanitarios para todo el Complejo", ha explicado.

La empresa concesionaria que se haga cargo de la construcción del nuevo hospital, elegida mediante concurso público, será también la que se encargue de prestar dichos servicios y al tener mayor volumen de trabajo y hacer uso de las sinergias entre todos los servicios y el mayor alcance de los mismos puede reducir los precios una media de un 20 por ciento", ha subrayado Echániz.

Por ejemplo, si actualmente el catering tiene un coste medio de 20 euros el menú, éste se reducirá a 15 al ocuparse la concesionaria de la alimentación no sólo del nuevo Hospital de Toledo, sino también de la del Hospital Virgen del Valle, Hospital Provincial y Hospital Nacional de Parapléjicos.

Reposición de elementos

Una característica que el consejero ha destacado es que todas las reposiciones de los elementos constructivos o de equipamiento incluido en la concesión que sean necesarios, a lo largo de los 30 años de vida del contrato, son responsabilidad del concesionario. "Es muy importante que quien construye sea responsable del mantenimiento, las reposiciones y el uso del edificio durante toda la vida útil", ha asegurado Echániz.

De esta manera si los equipos de aire acondicionado se rompen y no tienen reparación, la reposición debe hacerla la empresa concesionaria, al igual que si por una gotera no se puede utilizar una semana un quirófano. El adjudicatario no sólo tiene la obligación de reparar la avería con unos plazos tasados, sino que los días de no utilización generan también una fuerte penalización económica.

"Asimismo introduciendo unos fuertes incentivos para que la construcción se haga con materiales de calidad y con visión de durabilidad", ha afirmado Echániz. Los cánones incluidos en el anteproyecto se someterán a licitación pública, por lo que podrán ser rebajados por los licitadores que opten a la adjudicación del proyecto.

Dichos cánones incluyen tanto la devolución del préstamo principal y sus intereses como el precio de prestación de los servicios y el coste de las reposiciones calculados a partir de la vida útil de los elementos constructivos y del equipamiento.

Viabilidad del hospital

Echániz ha recordado que se ha optado por este modelo de concesión para la construcción del edificio y para la gestión de los servicios asistenciales ya que "ha hecho posible la viabilidad del proyecto dado que la empresa concesionaria aporta una parte muy importante de la financiación necesaria, más de 70 millones de euros y, en caso contrario, sólo podrían haber salido del presupuesto de la Junta de Comunidades, lo que en estos momentos hubiera sido imposible, o hubiera provocado más endeudamiento externo, muy costoso y difícil de conseguir".

Además, entre los aspectos positivos el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales ha indicado que "la aportación del concesionario se financia con eficiencia ya que los servicios tienen unos precios menores a los actuales, con lo que el menor coste es el que paga una parte del edificio".

Mensaje de tranquilidad a los profesionales

Echániz ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a los profesionales: "El cambio se hará de una forma tranquila y será gradual, a lo largo de la vida de la concesión". Y, ha especificado que, "el personal de plantilla que ahora tiene su puesto de trabajo en el Hospital Virgen de la Salud lo seguirá teniendo en el futuro en las mismas condiciones; todo el personal fijo seguirá siendo personal del SESCAM, y mantendrá todos sus derechos".

Por su parte, el coste de la nómina de dicho personal se detraerá de la factura de los servicios prestados por la concesionaria que no obstante, será responsable de la calidad final de todos los servicios.

El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales ha asegurado que su principal objetivo es que "los toledanos cuenten con un hospital que prime los servicios y modelos asistenciales más modernos y la tecnología más avanzada, para que ello se traduzca en la mejor atención sanitaria".

No obstante, "también es muy importante para que la estancia del paciente sea lo más confortable posible cuidar detalles como que la comida sea de calidad o que la limpieza sea la adecuada,y esta es una de las prioridades del nuevo modelo de gestión", ha concluido Echániz.