Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

EuropaColon se posiciona en contra de los equivalentes terapéuticos

La asociación critica que se dependa de factores económicos

Lunes, 09 de septiembre de 2013, a las 12:04

Redacción. Madrid
Ante el anuncio hecho por algunas comunidades autónomas sobre la puesta en marcha del sistema de “alternativas terapéuticas equivalentes”, la asociación de pacientes con cáncer colorrectal, EuropaColon España, quiere mostrar un apoyo absoluto al posicionamiento de la Sociedad Española de Oncología Médica y del Grupo Español de Tratamiento de los Tumores Digestivos, en relación a la selección de medicamentos oncológicos sobre la base de supuestas equivalencias terapéuticas en alguna indicación. Asimismo desea reiterar que “en el tratamiento del cáncer colorrectal se han producido grandes avances terapéuticos durante los últimos años que han permitido una mejora de la calidad de vida de los pacientes”.

Por ese motivo, como asociación de pacientes, defiende que los pacientes puedan tener acceso a esos tratamientos, siempre que sean los indicados para su tipo de tumor, en función de la valoración clínica del oncólogo, sin que esta decisión responda a criterios económicos.

Emilio Iglesia, presidente de EuropaColon España.

Del mismo modo, a la asociación le preocupa que políticas como ésta puedan finalmente incidir en la calidad de vida y en la supervivencia de los pacientes, dado que la selección entre un tratamiento u otro, en línea con lo destacado por los oncólogos, puede marcar la diferencia ente probabilidades de curación y supervivencia de los pacientes.
“Como asociación reclamamos a los responsables públicos políticas sanitarias basadas en criterios de calidad, equidad y eficiencia que persigan aumentar la supervivencia de los pacientes”. Según los responsables, la limitación por parte de las comunidades autónomas supone una desigualdad territorial en cuanto al acceso a los tratamientos y rompe el principio de equidad.

EuropaColon se une de esta manera a las protestas que se están produciendo en todo el sector por el reiterado uso en varias CCAA de los conocidos como ‘equivalentes terapéuticos’; dado que consideran que se abre una brecha económica diferenciando a pacientes de primera y de segunda clase.