Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

Estudian si es mejor el seguimiento remoto o en la consulta

Cinco hospitales españoles, entre ellos el Complejo Hospitalario de Navarra, participan en una investigación europea

Martes, 25 de junio de 2013, a las 17:17

Redacción. Madrid
El Remote CIED (Remote monitoring of heart failure patients with Cardiovascular Implantable Electronic Device: the patient perspective) es un estudio observacional y prospectivo en el que participan varios hospitales de Europa, promovido por la University Medical Center Utrecht (Países Bajos).

Algunos miembros de la Unidad de Arritmias del Área Clínica del Corazón del Complejo Hospitalario de Navarra que participan en el estudio: Cristina Egaña, Javier Martínez, Nuria Basterra, Javier Romero y Lola Gómez.

Uno de los cinco centros españoles que participan es el Complejo Hospitalario de Navarra. La Dra. Nuria Basterra, especialista adjunto de Cardiología en la Unidad de Arritmias y en la Unidad Coronaria del Área Clínica del Corazón del hospital navarro, explica que “el seguimiento y las interrogaciones de los resincronizadores y los desfibriladores ya se está haciendo vía monitorización remota, a través de una línea de teléfono y un módem (internet), sin que el paciente tenga que ir a la consulta”. 

En el estudio participan pacientes a los que se les ha implantado un resincronizador o un marcapasos, y el objetivo es estudiar la calidad de vida del paciente. Para ello, los investigadores compararán las visitas convencionales a la consulta y el seguimiento con monitorización remota. “Los pacientes rellenarán unos cuestionarios sobre calidad de vida que definirán los resultados del estudio. El objetivo es conocer qué tipo de seguimiento es mejor para el paciente y con cuál se siente más cómodo y seguro”, detalla Basterra.

El Complejo Hospitalario de Navarra ha sido el primer centro en España que ha incluido un paciente en el estudio y uno de los primeros de Europa, por detrás de la Universidad de Utrecht. Según la doctora, el periodo de inclusión permanecerá abierto hasta octubre de 2014 y los investigadores esperan incluir un total de 900 pacientes en el estudio, a los que se hará un seguimiento de dos años.

En concreto, el paciente del centro navarro que ya forma parte del Remote CIED es un paciente al que se le ha implantado, por primera vez, un desfibrilador con terapia de resincronización cardiaca. “El paciente ha aceptado participar en el estudio, ya ha respondido el primer cuestionario y serán los investigadores de la Universidad de Utrecht quienes decidan qué seguimiento se le hará: convencional o vía remota”, indica Basterra.