18 nov 2018 | Actualizado: 14:30

Esteban señala “bienestar social y salud” como prioridades ante la deuda autonómica

Así como procurar que los empleados de la Junta cobren y “a partir de ahí, establecer calendario de pagos”, dice

Martes, 19 de julio de 2011, a las 23:49

Redacción. Toledo
El consejero de Empleo y portavoz de la Junta de Castilla-La Mancha, Leandro Esteban, ha denunciado este martes que la región, con poco más de 8.000 millones de euros de presupuesto anual, tiene que hacer frente a una deuda de más de 10.000 millones de euros, algo que, a su juicio, evidencia “un sistema de Gobierno nefasto, desbocado y que inhabilita de manera clara y notoria a quien ha sido su verdadero protagonista: José María Barreda”.

Leandro Esteban, portavoz.

El portavoz del Gobierno regional ha lamentado que, tras el informe que ayer se puso en conocimiento de los grupos parlamentarios en las Cortes de Castilla-La Mancha, la situación en términos de economía real de la comunidad autónoma “es mucho peor de la que en estos días habíamos informado”.

Así, Esteban ha informado de que el déficit de la región a 30 de junio representa un desbocado 6,4 por ciento del PIB regional, revelando “una peculiar y desastrosa manera de gestionar”; la deuda se eleva a más de 7.000 millones de euros y en el estado de Tesorería ha venido “la verdadera sorpresa”, puesto que había otros 900 millones de euros en facturas y obligaciones que no estaban dentro del programa y que arrojan un total de más de 2.600 millones de euros.

Asimismo, el titular de la Consejería de Empleo ha explicado que “la prioridad del Gobierno es atender a los ciudadanos que más lo necesitan; prestar los servicios básicos, sobre todo, los que tienen relación con el Bienestar Social y la salud”, así como procurar que los empleados de la Junta de Castilla-La Mancha cobren y, ha añadido, “a partir de ahí, establecer calendario de pagos”.