Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50

“Esperamos que las válvulas reposicionables sean una rutina dentro de nada”

El hospital madrileño ha acogido una reunión internacional sobre toma de decisiones clínicas en Cardiología

Martes, 08 de octubre de 2013, a las 22:17

Sandra Melgarejo / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
El Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid ha acogido recientemente el IX Simposio internacional ‘Toma de decisiones clínicas en Cardiología: papel de las técnicas diagnósticas’, una cita bianual a la que han asistido más de 600 cardiólogos para exponer y analizar los últimos avances acontecidos en la especialidad. “El Servicio de Cardiología del Ramón y Cajal está comprometido con la asistencia, pero, también, con la investigación y la docencia. Este curso pretende ayudar a todos los médicos que se interesan en la Cardiología para tratar mejor a los pacientes”, ha indicado el Dr. José Luis Zamorano, jefe de Servicio y organizador del congreso junto con el Dr. Oh, de la Clínica Mayo, y el Dr. Khandheria, del Aurora Medical Center de Estados Unidos.

José Luis Zamorano, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

“Lo que hacemos es revisar todo lo nuevo. Para ello, traemos a la mejor representación de cardiólogos de Europa, Estados Unidos y, por supuesto, nacionales”. Y como la medicina no tiene que ser solo teórica, sino, también, muy práctica y orientada a lo que hay que saber para diagnosticar y tratar mejor a los pacientes, en todas las sesiones del simposio se aplican las novedades presentadas a casos clínicos concretos, según ha explicado el organizador.

Uno de los avances que se han analizado son las válvulas reposicionables. “El envejecimiento de la población hace que haya mayor prevalencia de enfermedad valvular. La implantación percutánea de las válvulas aórticas es una realidad, pero se han presentado las válvulas que se van a poder reposicionar”, ha comentado Zamorano. En esta línea, en la reunión se ha hablado sobre la nueva válvula Lotus, “que puede reposicionarse, lo que permite tener más de una opción con cada paciente, ya que, si no está perfectamente puesta, se puede recolocar”, ha detallado el cardiólogo. “En España ya se ha puesto una. Es una gran novedad que esperamos que, dentro de nada, sea ya una rutina”.

Con respecto a las técnicas diagnósticas, el jefe del Servicio de Cardiología ha afirmado que el Ramón y Cajal dispone de las más novedosas herramientas de diagnóstico. Así, es el único centro en España que dispone del nuevo sistema de ecografía EPIQ, un ecógrafo de inteligencia anatómica  que permite reconocer y medir automáticamente los volúmenes ventriculares y el estudio de las válvulas cardiacas en todos los pacientes con valvulopatías y cardiopatías isquémicas. Dicha aplicación ofrece nuevos niveles de información clínica sobre los órganos con mayor rapidez, reduciendo el tiempo de las pruebas entre un 30 y un 50 por ciento. Una vez obtenidas las imágenes, el sistema permite cortarlas para ver las secciones que interesan y cuantificarlas, obteniendo niveles de información clínica hasta ahora inalcanzables.

Asimismo, es el primer centro español que dispone del sistema EchoNavigator, siendo centro de formación para Europa en el uso de esta tecnología de última generación. Se trata de un avance para procedimientos intervencionistas guiados por imagen, que combina dos modalidades en vivo: la imagen de rayos X que aporta la hemodinámica y la ecocardiografía 3D con transductor transesofágico, facilitando al especialista una navegación más sencilla y segura para el paciente. 

Además,  el Hospital Universitario Ramón y Cajal es el único centro europeo de desarrollo de investigación en otros sistemas tecnológicos de última generación de diagnóstico por imagen, como la aplicación de la técnica de fusión del TAC coronario y ecografía tridimensional.