Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

España suspende en coberturas vacunales contra la gripe entre profesionales sanitarios y enfermos crónicos

Estas bajas tasas ha provocado el resurgimiento de patologías casi desaparecidas como el sarampión

Jueves, 20 de octubre de 2011, a las 23:36
Redacción. Valencia
“España logra una buena cobertura vacunal frente a la gripe en las personas mayores, sin embargo, es muy baja entre el profesional sanitario y las personas con enfermedades crónicas de base”. Así lo ha puesto de manifiesto Patricia R. Blank, del Instituto de Medicina Social y Preventiva de la Universidad de Zurich, con motivo del V Encuentro Forovax, organizado por la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados en colaboración con Sanofi Pasteur MSD.

Según ha explicado esta especialista, “hay enormes diferencias entre los países europeos, pero también entre los diferentes grupos de riesgo dentro de un país”. Por su parte, José María Bayas, presidente de la Asociación Española de Vacunología y responsable del Centro de Vacunación del Adulto del Hospital Clínic de Barcelona, ha recordado que en Europa sólo uno de cada cuatro profesionales sanitarios se vacuna frente a la gripe las “unas cifras muy bajas y que deberían ser especialmente altas en todos aquellos servicios en que se atienden pacientes con mayor riesgo de tener complicaciones por virus de la gripe”. Y es que, tal y como señala, “el profesional sanitario debería predicar con el ejemplo. Nuestra misión es cuidar, y si es posible curar, a las personas a nuestro cargo y ello lleva implícito acciones como lavarnos las manos, ponernos mascarillas o vacunarnos, porque esto reduce el riesgo de transmisión de virus gripales”.

Patricia R. Blank.

En opinión de Blank, la carga clínica y económica de la gripe es a menudo subestimada y recuerda que la vacunación anual es la medida más eficaz para reducir la morbilidad y mortalidad que causa la enfermedad. Así, la Organización Mundial de la Salud y el Consejo de la Unión Europea recomiendan vacunar a las personas mayores, a los enfermos crónicos y otros grupos de riesgo. Sin embargo, para alcanzar el objetivo que han marcado de llegar al 75 por ciento de inmunización en estos grupos para el año 2015, “va a ser necesario aumentar las coberturas vacunales actuales”, advierte. En España la tasa de vacunación frente al virus de la gripe llegó a situarse cercana al 70 por ciento en las personas mayores de 65 años, si bien, el año pasado sólo el 57 por ciento de la población de esta edad se protegió frente a la enfermedad.

El profesional sanitario, principal fuente de información

Entre las medidas que ha señalado Blank para aumentar las coberturas vacunales en la población señala a algo tan sencillo como “ofrecer una amplia información y recordar el procedimiento de vacunación, de lo contrario, las personas muchas veces se olvidan”. Asimismo, incide en que el médico u otro profesional sanitario es la “personas más importante a la hora de recordar y recomendar la vacunación”, por lo que su papel resultaría clave para lograr las tasas adecuadas.

Sobre los retos para mejorar las coberturas de vacunación, Blank explica que “el objetivo principal de los gobiernos es mantener y mejorar la salud pública, a menudo con recursos limitados. El gran desafío es asignar los recursos de la manera más costo-efectiva, es decir, los decisores tienen que identificar e implementar aquellas políticas que proporcionen el máximo beneficio de la salud pública”. Una controvertida medida que se discute para incrementar las coberturas entre el personal sanitario sería la inmunización obligatoria. Según señala Bayas, “esta fórmula está más lejos de nuestra cultura y probablemente tenemos que trabajar más en explicar al personal sanitario los beneficios de la vacunación”.

El regreso de enfermedades casi olvidadas

Santiago Grisolía.

Los brotes de sarampión que se están dando en Europa, y a los que España no es ajena, pone de manifiesto las consecuencias de la disminución en las coberturas vacunales. “Este fenómeno se ha observado en varios países europeos como Francia, Inglaterra, Suiza o España”, explica Bayas. “Paradójicamente, el éxito de las vacunas ha llevado a disminuir la percepción positiva hacia ellas y ha surgido la idea de que no son necesarias porque las enfermedades infecciosas yo no existen, cuando la realidad es que se ven con una frecuencia baja si mantenemos altas coberturas de vacunación”. Por ello, este especialista insta al profesional sanitario a contribuir a difundir el conocimiento en su entorno del papel que han tenido y tienen las vacunas en la mejora de la duración y la calidad de vida de las poblaciones humanas.

En este sentido, Santiago Grisolía, director científico del evento y secretario de la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados, ha hecho alusión al aumento de enfermedades infecciosas “como consecuencia de la desinformación” y ha calificado a la vacunación como “probablemente, el mayor logro médico junto a la analgesia”. Así, añade que “en estos momentos en que la medicina preventiva es considerada el objetivo a alcanzar, contamos con una herramienta que, a pesar de su probada utilidad en Salud Pública, está siendo mirada por la sociedad con suspicacia infundada”. La organización del V Encuentro Forovax responde al objetivo de la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados de divulgar la ciencia y la cultura, “no podíamos permanecer al margen de una iniciativa como la de difundir la importancia de las vacunas”, señaló Grisolía.