19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

España y la UE harán compra conjunta de productos médicos ante amenazas de salud

Favorece la eficiencia y la racionalización en el gasto ante una eventual gripe

Viernes, 07 de noviembre de 2014, a las 18:23
Redacción. Madrid
España ha iniciado el trámite para sumarse a la iniciativa de la Unión  Europea para que los estados miembros que lo deseen puedan participar en un procedimiento conjunto de adquisición de productos médicos de respuesta sanitaria a amenazas transfronterizas graves para la salud, según ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Soraya Sáenz de Santamaría.

El Ejecutivo ha aprobado, así, la firma ‘ad referéndum’ del Acuerdo de Adquisición Conjunta de Contramedidas Médicas para sumarse a esta medida que se ha remitido a las Cortes para que se tramite por el procedimiento de urgencia.

"La compra conjunta a nivel europeo favorece las economías de escala y permite a los estados miembros garantizar la disponibilidad de vacunas y medicamentos en cantidades suficientes, evitando como en el pasado situaciones sobreabastecimiento en unos estados y desabastecimientos en otros, además de mayores costes -ha explicado la vicepresidenta-. Favorece también la eficiencia y la racionalización en el gasto ante una eventual gripe pandémica u otra amenaza transfronteriza grave para la salud".

Se trata, como ha recordado, del mismo sistema que se viene realizando ya en España con el programa de compras conjuntas de fármacos entre ministerio y comunidades autónomas.

Resolución de 2010

El Consejo de la Unión Europea, en sus conclusiones de 13 de septiembre de 2010, invitó a la Comisión Europea a establecer un mecanismo de adquisición conjunta de vacunas y medicación antivírica gracias al cual los Estados miembros podían, con carácter voluntario, realizar una adquisición común de dichos productos o plantear un enfoque común de las negociaciones de contratos con el sector farmacéutico.

Una Decisión comunitaria del 22 de octubre de 2013, sobre las amenazas transfronterizas graves para la salud, llevó este enfoque más allá de las vacunas y de los antivíricos contra la gripe pandémica, al establecer que las instituciones de la Unión y todo Estado miembro que lo desee podrán participar en un procedimiento conjunto de adquisición con vistas a la adquisición anticipada de productos médicos de respuesta sanitaria a amenazas transfronterizas graves para la salud.

Esta Decisión estableció que la adquisición conjunta de productos médicos de respuesta sanitaria deberá  estar abierta a todos los estados miembros, respetar los derechos y obligaciones de los que no participen, no afectar al mercado interior y no tener repercusión financiera directa alguna en los presupuestos de los Estados miembros que no participen.

¿Qué es una amenaza transfronteriza para la salud?

La citada Decisión definió el concepto de "amenaza transfronteriza grave para la salud" como una amenaza para la vida u otro grave peligro para la salud de origen biológico, químico, ambiental o desconocido que se propaga o implica un riesgo significativo de propagarse a través de las fronteras nacionales de los Estados miembros y que puede requerir coordinación a nivel de la Unión para garantizar un nivel elevado de protección de la salud humana.

La Comisión Europea, a través de la Dirección General de Salud y Consumo, estableció un grupo 'ad hoc 'en el marco del Comité de Seguridad Sanitaria, en cuyo seno se ha negociado el texto del presente Acuerdo para la adquisición conjunta de contramedidas médicas en el que España ha participado a través del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

El texto recoge las definiciones de los términos empleados en el mismo y se destaca la de "contramedidas médicas", que se define como cualesquiera medicamentos, productos sanitarios, bienes o servicios destinados a luchar contra las amenazas transfronterizas graves para la salud.