Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

España ‘regala’ dos de cada tres euros del gasto generado por el turismo sanitario

En total fueron 917 millones de euros sin facturar. El Ministerio achaca el desfase a la no trasposición de la normativa europea y a la expedición de la tarjeta sanitaria con el empadronamiento

Lunes, 25 de marzo de 2013, a las 17:05

Javier Leo. Madrid
La asistencia sanitaria a turistas extranjeros en el Sistema Nacional de Salud (SNS) generó un gasto aproximado de 1.362 millones de euros en 2009, siendo ministros Bernat Soria y Trinidad Jiménez. De ese importe final, solo 445 millones fueron facturados por el SNS, dejando dos de cada tres euros gastados por turistas sanitarios sin cobrar a sus países de origen (917 millones, 67%), según destaca el Informe de fiscalización de la prestación de servicios sanitarios a ciudadanos no residentes en España realizado por el Tribunal de Cuentas y publicado este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Bernat Soria cedió la cartera de Sanidad a Trinidad Jiménez en abril de 2009.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha confirmado a Redacción Médica estas cifras y ha achacado el desfase a los casi 700.000 extranjeros que han accedido a la tarjeta sanitaria mediante el empadronamiento en alguna localidad española. El SNS ha estado asumiendo con cargo a sus presupuestos la asistencia sanitaria a estas personas que la tienen ya cubierta en su país, explican. Esta situación viene motivada por la “incorrecta” adaptación en España de la normativa europea relativa a la atención a ciudadanos extranjeros en el sistema sanitario público, aspecto solucionado en el segundo trimestre de 2012 tras el acuerdo del Consejo Interterritorial.

Dentro del informe del Tribunal de Cuentas, los inspectores destacan que por cada euro de gasto sanitario que generan los españoles fuera de nuestras fronteras (46,1 millones anuales), los extranjeros que vienen a España facturan 10 (445 millones). En cuanto a lo no facturado, destacan la situación de los servicios de urgencias, donde se dejaron sin cobrar en 2009 casi 3,5 millones de euros (el 90% de las intervenciones) a los turistas extranjeros. Algo parecido sucede con la no facturación de las recetas farmacéuticas, que suponen al SNS un coste estimado de 4,4 millones de euros anuales.

Sobre la relación en materia sanitaria de España con los países de nuestro entorno, el Tribunal de Cuentas señala que del total del importe pendiente de cobro por España a 31 de diciembre de 2009 (138 millones de euros), el 18 por ciento era adeudado por Alemania, y el 17 por ciento por Noruega. España no tiene suscrito convenio de agilización de créditos con ninguno de estos dos Estados, por lo que, a juicio del Tribunal, el Gobierno debería impulsar la suscripción de estos acuerdos.

Cambio de modelo con Marruecos

Entre los ‘buenos pagadores’ por los servicios sanitarios a sus ciudadanos, el informe destaca a Reino Unido, que representó el 40,8 por ciento del importe total ingresado por España en 2009, y, en menor medida, Francia con el 15,8 por ciento. En la otra vertiente, el Tribunal considera “perjudicial” el convenio suscrito con Marruecos y llama a revisarlo ya que, a su juicio, “existen numerosos trabajadores marroquíes a cargo de la Seguridad Social española que tienen familiares a su cargo viviendo en Marruecos, por los que Marruecos factura a España sus costes”, algo “muy infrecuente” en el caso contrario y que lastra las cuentas españolas.