23 de marzo de 2017 | Actualizado: Jueves a las 20:10

España gasta 11 millones menos al día en el SNS

Los hogares asumen un 4,3% más de financiación directa de su salud

Lunes, 08 de septiembre de 2014, a las 13:32
Jesús Vicioso Hoyo. Madrid
La sanidad pública pierde músculo mientras que la privada gana nicho. El gasto sanitario total en España cayó un 1,46 por ciento durante el quinquenio 2008-2012: ha pasado de los 97.092 millones de euros en 2008 a los 95.670, es decir, 1.422 menos. La rebaja es más acusada si se tienen en cuenta los datos desde 2010, que es el año con más gasto conjunto (público y privado) de la última serie estadística disponible: en ese ejercicio se destinaron 100.882 millones, o lo que es lo mismo, 5.212 más que en 2012 (un 5,1 por ciento menos). Así lo reflejan las cifras del estudio Sistemas de cuentas de salud 2012, que acaba de ser publicado por el Ministerio de Sanidad.

Gasto anual de los sectores público y privado en sanidad (en millones de euros). Fuente: Ministerio de Sanidad.


Estos datos negativos obedecen a los recortes y ajustes presupuestarios registrados en los presupuestos de las administraciones públicas. Porque si el gasto sanitario público en 2008 era de 70.848 millones de euros, cinco años después era de 68.607: una caída de 2.241 millones cuya traducción porcentual es de -3,1 puntos. Solo en entre 2011 y 2012, el Sistema Nacional de Salud (SNS) dejó de gastar 3.900 millones de euros, o lo que es lo mismo: 11 millones de euros menos diarios. En cuanto al sector privado, precisamente es el mismo dato del 3,1 por ciento el que ha crecido durante el quinquenio, ya que ha pasado de los 26.244 millones a los 27.064 (820 millones más).

Si se observa la tasa de variación interanual, hay tres datos negativos consecutivos para el nicho privado: -0,5 por ciento entre 2009 y 2010, -3,3 entre los cursos siguientes y el último escalón, el de 2010-2011, se llega a la merma más acusada: -5,4 entre 2011 y 2012, el más actualizado. Por el contrario, los únicos datos positivos en las tres últimas variaciones interanuales se registra en el sector privado: una subida del 3 por ciento entre 2009 y 2010, del 1,7 entre 2010 y 2011 y del 2,9 entre 2011 y 2012. Tal y como señala el informe de Sanidad, en el quinquenio 2008-2012, la participación del gasto público en el total del gasto sanitario decreció 1,3 puntos, ya que pasó de un 73,0 por ciento en 2008 a un 71,7 por ciento en 2012, dejando un 28,3 por ciento al sector privado.

España gasta el 9,3% del PIB en sanidad

El papel de la sanidad en cuanto al producto interior bruto (PIB) cae en el último ejercicio analizado una décima respecto a 2011 hasta colocarse en el 9,3 por ciento (6,7 público y 2,6 privado, este último el más alto de los datos disponibles) y dos décimas si se observa el punto más alto de la serie estadística (el 9,6 por ciento registrado durante 2009 y 2010).

Si se observa la cifra absoluta dividida entre habitantes, el gasto sanitario total se contrajo en España un 1 por ciento cada año durante los últimos cinco cursos, al pasar de los 2.103 euros por habitante en 2008 a los 2.024 en 2012, según reflejan las cifras del informe del Ministerio.

Los hogares asumen más carga

En la última tasa de variación interanual, la de 2011-2012, los hogares son los principales perjudicados, ya que pasan a sufragar su sanidad un 4,3 por ciento más, frente a la leve caída registrada entre 2010 y 2011. De hecho, y de acuerdo con los datos del Gobierno central, los hogares españoles fueron los agentes “que soportaron mayor preso en la financiación sanitaria privada”, hasta lograr una participación del 77,1 por ciento.

No obstante, el ‘salto’ más grande sufrido por los bolsillos ciudadanos fue del tener que aumentar su partida en un 7,5 por ciento entre 2009 y 2010. Por su parte, las empresas de seguro privadas gastaron un 1 por ciento menos en 2011-2012, mientras que el mayor salto lo padecieron las instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares, que en el mismo periodo tuvieron que afrontar un 12,4 por ciento más de presupuesto.

El Ministerio indica también que en el último año, con la excepción de los establecimientos de atención medicalizada y residencial y de la administración general de la salud y los servicios médicos, descendió el gasto de todos los proveedores de atención de la salud. Las principales bajadas se produjeron en los minoristas y otros proveedores de productos médicos (un 7,7 por ciento), en el suministro y administración de programas de salud pública (un 6,3 por ciento) y en los hospitales (un 3,6 por ciento).

Sanidad también señala que la “fuerte oscilación” de la serie de gasto de los proveedores de programas de salud pública entre los años 2008 y 2010 se debe a la compra centralizada de la vacuna contra la gripe A (H1N1) en el otoño de 2009.

NOTICIAS RELACIONADAS:


Acceda al informe Sistema de cuentas de salud 2012

España, a la cola europea en número de hospitales (29/07/14)

Casi 50.000 camas hospitalarias ‘desaparecen’ de los registros del Ministerio de Sanidad (04/06/14)