Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Viernes, 08 de abril de 2011, a las 16:32

Juan Carlos Campón.

Redacción. Mérida
El director gerente del Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (Sepad), Juan Carlos Campón, ha subrayado que ante los cambios constantes de las necesidades de la población mayor en Extremadura, con el paso de los años, es imprescindible trabajar más y más decididamente en la consecución de un envejecimiento activo y saludable para ellos.

Así lo ha señalado en su ponencia “Las necesidades de la población mayor en Extremadura” que ha impartido en Barcarrota dentro de la Jornada Técnica de Atención Social, dirigida a los trabajadores sociales de los Servicios de Base de la provincia de Badajoz y, que ha clausurado el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

Durante su intervención, Campón ha reiterado que además es necesario intensificar los cuidados y que éstos no sean de larga duración, así como revisar el concepto tradicional de vejez.

Actualmente, según el director gerente del Sepad, la sociedad experimenta una disminución de la familia extensa; la aparición de nuevos modelos familiares; retraso en la edad para contraer matrimonio; menor tasa de nacimientos; aumento de la esperanza de vida por encima de los 80 años, movilidad y separación geográfica de la unidad familiar.

Asimismo, las nuevas tecnologías y la diversificación de los servicios dirigidos a los mayores están cada día más presentes en la vida diaria. Por todo ello, Campón ha señalado que dentro de unos años la población mayor tendrá mayor nivel cultural, menos descendientes y mayor capacidad de consumo individual.

A su juicio, las políticas actuales dirigidas a las personas mayores “no serán válidas en un corto plazo de tiempo”, la situación de dependencia tendrá una mayor incidencia y serán escasos los recursos disponibles para su atención.

No obstante, el director gerente ha reiterado que el Sepad desarrolla una amplia cartera de políticas para cubrir las actuales necesidades de la población mayor de Extremadura, que apuestan fundamentalmente por la coordinación sociosanitaria, el apoyo y la capacitación al cuidador familiar y no profesional, los servicios comunitarios, la igualdad de oportunidades, la promoción de la autonomía, participación plena, autorrealización y protección de los mayores.