14 nov 2018 | Actualizado: 14:30
Lunes, 14 de noviembre de 2011, a las 23:02

EL CAFÉ DE REDACCIÓN MÉDICA
JOSÉ IGNACIO NIETO, CONSEJERO DE SALUD Y SERVICIOS SOCIALES DE LA RIOJA
“Con el 9/2011 las iniciativas autonómicas son innecesarias”

Alaba que haya una norma sobre la prescripción por principio favorezca la cohesión estatal

No renuncia a la colaboración público-privada para “acercar la asistencia al paciente”

Cree que las CCAA han tenido que recurrir a convenios particulares por la inacción del Ministerio

El próximo ministro debe conocer el sector, "porque si no perderá un año en hacerlo"

R. López / Ó. López / C. Mouriño / Imagen: Diego S. Villasante y Miguel Ángel Escobar
José Ignacio Nieto, consejero de Salud y Servicios Sociales de La Rioja, es de los integrantes más veteranos del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, por el que ha visto ‘desfilar’ a los cuatro ministros de Sanidad de la etapa de Rodríguez Zapatero. Cree que salvo el logro de Trinidad Jiménez con la gripe A, poco ha conseguido el Ministerio en este tiempo en materia sanitaria. Es defensor a ultranza de las transferencias sanitarias, y está convencido de que la asistencia sanitaria en La Rioja ha alcanzado gracias a ellas un punto de madurez que ha tenido un hito definitivo, el Hospital de San Pedro.

José Ignacio Nieto, en la sede del Grupo Sanitaria 2000.

¿Cuál es la situación de la sanidad riojana en un momento de crisis en el que las administraciones están atravesando un periodo complicado?

Hoy en día nadie puede decir que está bien, que escapa a esta situación. Posiblemente nos encontremos en una situación mejor, menos mala que otras comunidades autónomas. En Sanidad vivimos un reflejo de la situación general que tiene el Gobierno de La Rioja, que no es tan mala como la de otros ejecutivos autonómicos. Estamos concentrados en mantener toda la cartera de servicios, la atención a los ciudadanos, y evidentemente tomando especiales medidas en la gestión, en todo aquello que incide en el sistema sanitario para poder conseguir ese reto.

¿Veremos en La Rioja situaciones como las que ocurren en Cataluña con recortes, o en otras comunidades con los impagos a las farmacias, por ejemplo?

Los problemas que puntualmente pueden surgir a todos son derivados de las entidades financieras, y a veces tenemos problemas de tesorería, de cash, para afrontar algunos compromisos, pero en La Rioja suelen ser espacios de tiempo pequeños que se van resolviendo bien.

Después de las últimas elecciones autonómicas su departamento asume también Servicios Sociales. Además de la implicación presupuestaria que ello conlleva, ¿cómo afronta el reto de crear un espacio sociosanitario común?

Es una línea que se empieza a seguir. En La Rioja estuvieron juntos ambos departamentos, después separados, y ahora se vuelven a unir. Creo que ha sido bueno que estuvieran separadas un tiempo, porque se han creado dos sistemas independientes y, creados ya, con un sistema sanitario que empieza a estar estabilizado, ahora hay que buscar sinergias, que existen. Hay zonas en las que una actuación conjunta va a ser importante. Pero siempre hay que tener en cuenta que son dos sistemas separados, el sanitario y el de los servicios sociales.

Además, hay una cosa muy importante. El ciudadano que es atendido por los servicios sociales va teniendo diversas necesidades y va a siendo atendido en las diferentes etapas por el sistema, también el sanitario. Que haya una continuidad en la asistencia, y que el ciudadano no se encuentre perdido entre dos sistemas, esa es la clave.

¿Es una situación coyuntural por la situación económica o se ve más proyección al juntar las dos áreas?

Es muy posible que la coyuntura económica obligue a unas estructuras más simplificadas, con menor coste, pero posiblemente esos dos sistemas funcionando, con sus sinergias, y los servicios que no se dupliquen, en el futuro van a estar unidos. A lo mejor no tanto en las grandes comunidades, pero sí en las de menor tamaño.

¿Cuál es la situación de la sanidad riojana?

¿Cómo ve la integración de Sanidad y Servicios Sociales?

Hablábamos de crisis económica, en muchas ocasiones se buscan fórmulas de gestión para optimizar los recursos, y surgen las voces de la oposición acusando de privatizar determinados servicios. ¿En La Rioja la colaboración público-privada es una fórmula que se plantea la Consejería?

La Rioja no se ha caracterizado por tener excesivos servicios privados en el tiempo, no hay demasiados, pero sí que tenemos claro que hay que aprovecharlos al máximo. Hay que acercarle lo más posible la asistencia al ciudadano. Es una comunidad que durante muchos años se había caracterizado por tener que salir fuera a buscar muchas prestaciones. Ahora más del 90 por ciento se atiende dentro de La Rioja. Hemos utilizado las sinergias que nos han podido prestar ciertas empresas privadas para atender más cerca al paciente.

En el futuro medio lo cierto es que no vamos a necesitar grandes infraestructuras sanitarias, por lo que por ahí no requeriremos ese tipo de colaboración, pero cualquier fórmula que nos permita abordar proyectos de futuro o mejorar la atención al ciudadano, desde luego que no la vamos a desaprovechar.

¿Su comunidad está entonces bien dotada de infraestructuras sanitarias, no son necesarios más centros de salud u hospitales para esta legislatura?

En los ocho años anteriores nos hemos dotado de una infraestructura sanitaria prácticamente nueva. El Hospital San Pedro, el Centro de Alta Resolución de Procesos Asistenciales (Carpa), el Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (Cibir), la Fundación Calahorra, por ejemplo, y también se ha hecho un esfuerzo muy grande en la red de Atención Primaria, con nuevos centros de salud o muy renovados. A medio plazo está prevista la ampliación de un centro de salud, en Logroño, otros dos por la expansión de Logroño, y otro que hay que sustituir. Con carácter inmediato no son demasiadas las obras que quedan. Hemos tenido la suerte de haber hecho ya casi todos los deberes.

¿Balance de los ministros de Sanidad socialistas?

¿Cuál debe ser el perfil del próximo ministro de Sanidad?

Sí que es cierto que tenemos un proyecto ahí esperando a que mejore la situación económica para poder desarrollarlo, que es lo que hemos llamado el Complejo de Salud San Millán, donde estaba el antiguo hospital, y ahí terminará yendo la sede de la Consejería, la de la Escuela de Enfermería, el Centro de Emergencias Sanitarias… Será un gran centro en el que los ciudadanos puedan resolver todos sus temas de salud y de servicios sociales, y una referencia sanitaria social, como centro de emergencias y de catástrofes. Está todo listo a la espera de que ‘escampe’ un poco en el panorama económico. Creo que se empezará en esta misma legislatura.

¿Qué valoración puede hacer del Hospital de San Pedro, transcurridos unos años ya de su puesta en funcionamiento?

Ha sido el elemento fundamental para que haya un sistema sanitario riojano, y para que haya cambiado totalmente la forma de trabajar en sanidad en La Rioja. Ha crecido en estos años con una cartera de servicios importantes, hasta llegar a realizar trasplantes de riñón. Eso es otras comunidades con grandes hospitales puede parecer algo habitual, pero para nosotros era un reto. Se están haciendo con normalidad y con grandes resultados. Lo más importante es que se ha dado una dimensión distinta al hospital, se han implementado algunos servicios y se han coordinado muchas actuaciones que han servido para lograr una calidad en la asistencia muy destacable.

¿Cuál es la situación en La Rioja con el pago a proveedores?

No es inmejorable, pero no es mala. Estamos pagando con poca demora. Surgió hace un tiempo un problema puntual con las oficinas de farmacia, pero se está pagando en un mes más o menos de presentación de la factura. Sigue siendo un buen resultado. No hay demasiados problemas en términos de hacer pagos a proveedores. Nos afecta la crisis como a todos, pero trabajamos para que se note lo menos posible.

Colaboración público-privada e infraestructuras.

¿Qué va a suponer el real decreto 9/2011?

Uno de los grandes 'perjudicados' en el ámbito sanitario por la crisis es el gasto farmacéutico. ¿Cómo está controlando La Rioja esta partida? ¿Cómo ve lo aprobado por el Consejo Interterritorial en relación con la prescripción por principio activo?

El conseguir que se hiciese el decreto ley para obligar, entre comillas, a prescribir por principio activo lo venían persiguiendo desde hacía tiempo las comunidades autónomas. Nosotras solas no lo podíamos hacer, aunque es cierto que habíamos estado trabajando en ese ámbito los últimos años con mayor o menos éxito. Empezamos por los genéricos, después se pasó al principio activo. Nosotros, sobre todo en Atención Primaria, donde se prescribe todo con la aplicación de historia clínica, la prescripción es por tanto electrónica, llevábamos un año prescribiendo fundamentalmente por principio activo. Es mucho más fácil para la aplicación esto que buscar una marca. Hemos tratado de llevar ese convencimiento a los prescriptores. Va costando, pero ya está en marcha desde el 1 de noviembre.

Además, en La Rioja, en el proyecto de crónicos establecimos una especie de programa con médicos y con farmacéuticos para que en algunos centros de salud se hiciera una campaña especial para convencer al propio paciente de que si le cambiaban los medicamentos los efectos eran los mismos.

Con el nuevo decreto a todos se nos van a poner las cosas más fáciles, pero surgirán problemas. Los nuevos medicamentos nos pondrán ‘problemas’ sobre la mesa, y trataremos de abordarlos para que cada paciente reciba el tratamiento más adecuado.

¿Iniciativas como la gallega tienen cabida a partir de la entrada en vigor de este real decreto 9/2011?

Las bases ahora son diferentes, y por lo tanto no hay que buscar una solución por un camino mucho más complicado, más conflictivo entre administraciones, cuando el camino se va a poner más recto y más liso desde el principio al final. Creo que no harán falta. Muchas comunidades estábamos pendientes de que llegara un momento adecuado, de que pasaran las elecciones autonómicas, para tomar medidas relacionadas con la farmacia. Hemos conseguido este decreto ley y no ha hecho falta que cada uno emprenda su propio camino con soluciones distintas. Una misma norma favorece la cohesión en el Sistema Nacional de Salud.

Cristina Mouriño, coordinadora de Comunidades Autónomas en Redacción Médica; el consejero José Ignacio Nieto; Ricardo López, director general del Grupo Sanitaria 2000; y Óscar López, redactor jefe de Redacción Médica.

Acaba de mencionar un programa especial para crónicos. ¿Su Consejería, al igual que otras como las de País Vasco o la Comunidad Valenciana, está tratando de orientar el sistema hacia la enfermedad crónica, más que a la aguda?

Estamos ahora mismo elaborando un programa de atención al paciente crónico, que trata de ser global, no solo en la prescripción farmacéutica, sino en la orientación al paciente, en la frecuentación en la Primaria y en la Especializada. Hay que tener un sistema sanitario más eficiente, y este es uno de los caminos.

Pasando al ámbito de los recursos humanos, de la formación, ¿La Rioja tiene dificultades para encontrar especialistas y cubrir determinadas plazas?
 

Lea la entrevista completa en la sección de LA RIOJA