Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Viernes, 11 de noviembre de 2011, a las 13:28

LA ENTREVISTA DE REDACCIÓN MÉDICA
rocío mosquera, gerente del servicio gallego de salud
“El tiempo nos ha dado la razón con el catálogo gallego de medicamentos”
Defiende la política de infraestructuras a pesar de la crisis y rechaza tajantemente la gestión privada de la asistencia sanitaria

Ricardo López / Javier Barbado / Imagen: Diego S. Villasante. Baiona
La comunidad autónoma de Galicia lleva dos años tomando medidas de austeridad, ahorro y contención de gastos en su servicio de salud, y, tal vez por ello, presume en este momento de pagar con exquisita puntualidad a sus proveedores, incluidas las oficinas de farmacias, algo que no pueden decir los responsables políticos de otras consejerías de sanidad autonómicas. La gerente del Sergas se congratula igualmente del éxito del “cataloguiño”, la relación de medicamentos que el médico puede prescribir y la normativa sobre cómo puede hacerlo, que fue recurrido en un principio por el Ministerio de Sanidad y ahora, en cambio, es posible que el Real Decreto del Gobierno central lo emule o aplique los mismos principios con que fue concebido el documento.

 

Rocío Mosquera.

Empecemos hablando de dinero, de presupuestos, de la crisis… que es el tema evidentemente de moda y que lo están sufriendo las comunidades autónomas. Con vistas a 2012, ¿está la situación en Galicia tan delicada como en otras autonomías donde incluso se pone en duda el pago de las nóminas de los trabajadores?

Nosotros llevamos dos años trabajando, tomando medidas de austeridad y de sostenibilidad y, la verdad, con muy buenos resultados. Nuestros profesionales han creído en ello y, en todo momento, nos han ayudado a tomar estas medidas y, realmente, hemos conseguido bajar o reducir bastante el gasto sanitario con lo cual, en este momento, evidentemente estamos en mejores condiciones que otras comunidades autónomas en las que, por las circunstancias, o bien no lo pudieron hacer, o bien no lo quisieron hacer. Nosotros, desde el año 2009, la verdad es que ya hemos tomado muchas medidas, algunas muy conocidas, como el catálogo, y otras menos conocidas, pero, en fin, nuestra situación es un poco mejor y nosotros estamos en este momento, probablemente, en muchas mejores condiciones que otras comunidades autónomas.

En otras comunidades se ha paralizado la ejecución de infraestructuras y se ha decidido no construir otras nuevas. No es el caso de Galicia, donde hay hospitales cuya construcción está pendiente y no se va a dejar de hacer, ¿no es así?

Nosotros hemos apostado por la modernización de nuestras infraestructuras a pesar de la crisis; lo que intentamos es minimizar su impacto en cosas que vemos realmente necesarias e imprescindibles. Entendemos que Servicio Gallego de Salud es un gran creador de valor, precisamente también en este sentido, y no podemos permitirnos, en una comunidad autónoma como la nuestra, dejar de construir infraestructuras que son imprescindibles para nuestros ciudadanos, pero que también aportan mucho valor añadido a la economía gallega. Ésta ha sido siempre nuestra apuesta. Hace muy poco abrimos el nuevo Hospital de Lugo, el Lucus Augusti; estamos construyendo ya el Hospital de Vigo; licitaremos el Hospital de Pontevedra, y también licitaremos dieciocho centros de salud mediante sistema de financiación de pago aplazado. Creemos que como sistema gallego de salud tenemos que contribuir también a esta modernización de las infraestructuras y al valor económico de la comunidad.

En otras comunidades se plantea la colaboración con el sector privado en momentos de crisis como el actual. El sector privado es un área importante en nuestra sanidad, supone casi el 30 por ciento de la asistencia y un elevado porcentaje del producto interior bruto. ¿Es un buen momento para concertar con el sector privado la gestión de estos hospitales públicos o no se lo plantea el Sergas?

Nosotros estamos con una colaboración público-privada en las infraestructuras, en su construcción. Pero en ningún caso nos hemos planteado que la gestión de lo sanitario, de la parte de gestión sanitaria, se externalice. Nosotros creemos que sí pueden ser buenas fórmulas la construcción e incluso la gestión de los servicios que se han externalizado tradicionalmente en la gestión de los servicios de los hospitales (mantenimiento, seguridad, limpieza, etc.), que son servicios asistenciales importantes pero no puramente sanitarios, y hay empresas que lo pueden hacer incluso mejor que nosotros, por supuesto. Pero en ningún caso nos hemos planteado la gestión de la asistencia sanitaria, de la llamada bata blanca, externalizada… En todos nuestros centros la asistencia sanitaria sigue siendo cien por cien pública.

Hablaba antes de la buena situación que tiene ya Galicia por las medidas adoptadas. ¿No está la autonomía con excesivas demoras en los pagos a proveedores y a oficina de farmacia como ha ocurrido en Castilla-La Mancha?

Nosotros estamos pagando en tiempo y forma. Creo que somos de las tres comunidades autónomas que mejor pagan. Estamos pagando en veinte días a nuestras oficinas de farmacia. Creo que es una situación absolutamente privilegiada respecto a otras comunidades autónomas, y también somos de los mejores pagadores al resto de nuestros proveedores. Es una apuesta firme seguir pagando a nuestros proveedores en tiempo y forma. Creemos que son nuestros mejores colaboradores y que tenemos que darles respuestas. A día de hoy lo estamos consiguiendo, no sé que va pasar en el futuro pero, desde luego, lo estamos consiguiendo a día de hoy y es un objetivo que nuestra consejera tiene muy claro.

Citaba el asunto del “cataloguiño”. ¿En qué situación se encuentra ahora mismo?

El catálogo, exportable a otras comunidades autónomas.

A ver. El catálogo fue recurrido por el Ministerio; estuvo suspendido durante un tiempo; al final el Constitucional decidió levantar la suspensión; en este momento, está absolutamente en vigor. Entendemos además que tiene poco sentido que, en este momento, se mantenga el recurso del Ministerio ya que las medidas que está tomando con el nuevo Real Decreto son muy similares a lo que nosotros habíamos planteado. Nosotros consideramos que el tiempo nos ha dado la razón. Insistimos mucho, antes de tomar la medida, en que el Ministerio tenía que tomar la medida, y creemos que los tribunales nos están dando la razón, tanto el Tribunal Superior de Justicia de Galicia como el Tribunal Constitucional cuando levantó la suspensión cautelar. Así que, como digo, en este momento está totalmente en vigor; estamos a la espera de la aplicación del Real Decreto del Ministerio y seguimos en nuestra línea porque pensamos que necesitamos ahorrar.


Lea la entrevista completa