Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

En marcha el Programa de Voluntariado Hospitalario en planta

Iniciativa para prestar a los pacientes oncológicos mayor bienestar y mejorar su calidad de vida

Lunes, 28 de marzo de 2011, a las 18:30

Redacción. Ibiza
La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), en coordinación con el Servicio de Oncología del Hospital Can Misses, ha iniciado el Programa de Voluntariado Hospitalario en planta.

Esta iniciativa ha sido concebida para prestar a los pacientes oncológicos que ingresan en el hospital y sus familiares un "mayor bienestar y mejorar su calidad de vida", según han informado desde el Área de Salud de Ibiza y Formentera en un comunicado.

Los principales objetivos que persigue este programa son "prevenir, compensar o contrarrestar la aparición de posibles problemas emocionales derivados de la situación de hospitalización y enfermedad, favorecer el descanso físico y emocional del cuidador primario, y facilitar el desahogo emocional, dar a conocer los servicios sociales y psicológicos existentes, de los que pueden beneficiarse".

La psicooncóloga de la AECC Beatriz Yusta ha presentado este programa en Can Misses, como coordinadora del voluntariado hospitalario, junto con los cinco voluntarios que previamente habían sido seleccionados y formados para desempeñar esta labor.

Los principales beneficiarios de este nuevo servicio son los pacientes oncológicos hospitalizados en la Unidad de Oncología Médica, que está a cargo de Montserrat Viñals, encargada de ofrecer este servicio a familiares y pacientes.

En el caso de que estén dispuestos a recibir este nuevo servicio, Teresa, Omar, Josefina, Joana o Lourdes, los voluntarios para desempeñar este programa, iniciarán su acompañamiento.

En este sentido, Yusta ha explicado que "el ingreso en el hospital por diagnóstico de alguna enfermedad oncológica, en ocasiones es vivenciado por el paciente como un acontecimiento especialmente traumático, debido a la brusca ruptura con su vida cotidiana y la privación de su entorno".

Así, la especialista ha remarcado que "la acción del voluntario beneficia al paciente en estos aspectos y en otras experiencias que del ingreso y la enfermedad se derivan".