14 nov 2018 | Actualizado: 21:20
Martes, 31 de enero de 2012, a las 15:31

María José Sáenz de Buruaga.

Redacción. Santander
La consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, ha señalado que a pesar de que la “la situación en Cantabria es de extraordinaria dificultad, en estos momentos las nóminas del personal del Servicio Cántabro de Salud (SCS) se están pagando con normalidad”.

Cantabria hará “lo que le toque” dentro de las medidas necesarias para “garantizar” la sostenibilidad del sistema sanitario, ha señalado. Según Sáenz de Buruaga, deben adoptarse desde el análisis previo y en coordinación con el resto de comunidades autónomas para evitar situaciones de desigualdad.

De momento, en Cantabria se trabaja en un Plan de Reequilibrio Financiero, del que aún no han trascendido detalles sobre su repercusión en el campo sanitario, mientras se estudian fórmulas para solucionar la deuda de 261 millones de euros en suministros farmacéuticos que “amenaza” la sostenibilidad del sistema sanitario.

“Habrá que tomar medidas y hacer ajustes”, porque “lo que tiene que hacer el Gobierno es trabajar, tomar soluciones y sacar esto adelante”. Y por el contrario, “lo que no se puede hacer es dejarse llevar por la inercia”, ha observado, porque se tiene la “obligación” de “analizar, evaluar las medidas y actuar en consecuencia”.

En el caso de Valdecilla, Sáenz de Buruaga ha reiterado que Gobierno y Estado, tras el encuentro mantenido la pasada semana con la ministra Ana Mato, tendrán que trabajar en la búsqueda de “fórmulas” que concreten el compromiso estatal de financiación íntegra del Plan Director del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, con un desfase de 194 millones de euros. En este sentido, la titular de Sanidad ha defendido que el Gobierno de España tiene la “mejor predisposición” al respecto.