18 dic 2018 | Actualizado: 20:20

CSI-F y Satse, los sindicatos con más representación

Simex consigue 23 delegados en las tres áreas de salud

mar 11 enero 2011. 18.23H

María Márquez. Madrid
Las elecciones sindicales del 2 de diciembre han dado una amplia representación al sindicato CSI-F, con un total de 35 delegados, al igual que Satse. Con 33 representantes, se han posicionado CCOO y UGT, mientras que el Sindicato Médico Simex ha obtenido un notable resultado con tres delegados elegidos en siete áreas y dos en Coria. Según el presidente del Simex, Fernando Pérez Escanilla, el 95 por ciento de facultativos se han decantado por estas siglas.

Pérez Escanilla, de Simex.

El Sindicato Médico de Extremadura (Simex) está de enhorabuena. Los resultados electorales no podrían haber sido mejores. El 95 por ciento de los facultativos han votado sus siglas, consiguiendo en cada área tres delegados. En una valoración para Redacción Médica, el presidente de Simex, Fernando Pérez Escanilla, resaltó también la “homogeneización” de la votación entre profesionales de Atención Primaria y Especializada.

La noche del jueves 2 de diciembre fue larga para los responsables sindicales de Extremadura. Ya entrada la madrugada, todavía no se había podido hacer el escrutinio, aunque auguraban una alta participación. Y así fue, con un 60-65 por ciento. El presidente de Simex atribuyó a este sindicato el 95 por ciento de las votaciones destacando “la gran homogeneidad en las áreas”, consiguiendo tres delegados en cada una de ellas, 23 representantes en total. Exultante tras el resultado, Pérez Escanilla definió la cita electoral como “un punto de inflexión” ya que supondría la participación en la mesa sectorial autonómica de la sanidad, junto a USAE e independientemente de Satse, entidad de la que se distanciaron con anterioridad a este proceso. “Ahora estaremos presentes tres sindicatos centrales de clase y tres sindicatos profesionales, CESM, Satse y USAE”, recalcó Pérez, quien también apuntó la homogeneidad entre el voto del profesional de Atención Primaria y el de Especializada. El único punto débil ha sido el voto por correo, que resultó “inoperante”, por lo que las mesas itinerantes no pudieron realizar su labor.