Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 16:50

ELA pide al Gobierno que “haga efectiva la soberanía” en materia social y sanitaria

El sindicato afirma que los “graves recortes” suponen una “invasión de competencias”

Miércoles, 11 de julio de 2012, a las 18:40

Redacción. Pamplona
El sindicato ELA ha exigido a las instituciones navarras que "hagan efectiva la soberanía en materia social", no apliquen las medidas anunciadas por el Gobierno central y defiendan unos servicios públicos que "garanticen los derechos básicos de la ciudadanía" como el de la salud y la asistencia sanitaria. Asimismo, ha instado a los empleados públicos a que se sumen a las movilizaciones que convocará.

Adolfo Muñoz, secretario general de ELA.

En un comunicado, la central ha acusado al Ejecutivo de Mariano Rajoy de pretender "imponer nuevos recortes para destruir empleo público y empeorar aún más las condiciones de trabajo". ELA ha denunciado los "graves recortes" propuestos por el Gobierno que, además, plantean "nuevas invasiones de competencias". En este sentido, ha asegurado que la eliminación de una paga extraordinaria para los trabajadores públicos supone una nueva reducción salarial del 7 por ciento, con lo que este colectivo habrá perdido más del 20 por ciento de su poder adquisitivo en los últimos dos años.

También ha advertido de que eliminar los complementos en casos de bajas "castigará" a los trabajadores que enfermen y provocará que "personas que no puedan permitirse perder más dinero tengan que acudir a trabajar sin estar en condiciones de hacerlo". El sindicato ha destacado que se anuncia "una reestructuración completa de la función pública para reducir el número de trabajadores y eliminan días de libre disposición con el mismo objetivo", a lo que suma "la limitación de medios para la defensa colectiva" de los empleados públicos.

A su juicio, estas medidas "no hacen más que ahondar en el deterioro de los servicios básicos a la ciudadanía, dado que la destrucción de más empleo público, el aumento de cargas de trabajo y el resto de recortes en las condiciones de trabajo sólo pueden derivar en el deterioro de la calidad de los servicios públicos, cuando no en la eliminación de algunos de ellos".

ELA ha alertado de que, "bajo la coartada de la crisis y de la deuda", el objetivo de todas estos ajustes es "la descapitalización del bien común" que suponen los servicios públicos para proceder a su privatización, en un momento en que resulta "más necesario" su fortalecimiento con el fin de "atender las necesidades de una sociedad cada vez más pobre y desprotegida".