Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:40

ELA denuncia el “colapso” de las urgencias en el hospital de Cruces

El sindicato exige la reapertura de las camas cerradas en verano y la contratación de personal

Martes, 16 de julio de 2013, a las 10:49

Redacción. Bilbao
El sindicato ELA ha advertido de la situación de “colapso” que estaría viviendo el servicio de Urgencias del Hospital de Cruces. ELA, que ha denunciado la presencia de enfermos “en los pasillos a la espera de que les den una cama”, ha hecho recaer la culpa de la situación sobre Osakidetza, asegurando que “con los recortes que está aplicando las cargas de trabajo siguen aumentando”.

Santiago Rabanal, gerente del Hospital de Cruces.

A través de un comunicado, el sindicato ha exigido “con carácter inmediato” la apertura de las camas cerradas durante el periodo estival así como la contratación de personal que garanticen una atención “con suficiencia y calidad”. Además, ha lamentado que las “quejas y protestas” por parte de los usuarios están dirigiéndose a los trabajadores en vez de al ente público.

“No hay sustituciones, la contratación es cada vez es menor y el sistema sanitario se deteriora cada día”, reza en el escrito. Además, deja claro que las consecuencia de este deterioro no lo pagan únicamente los trabajadores, sino también “las personas que precisan de atención sanitaria”.

Por ello, ha exigido la apertura, con carácter "inmediato" de camas cerradas para el período vacacional, la contratación de personal "para atender con suficiencia y calidad" las demandas de la ciudadanía y la implantación, de forma inminente" de protocolos de agilización de altas. "No sólo luchamos por nuestras condiciones laborales cada día más precarizadas, sino también por el derecho de todo ciudadano a una sanidad pública, universal y de calidad", ha agregado.

Por último, ELA ha instado a la ciudadanía para que, sin esperar a "situaciones límites como tener a los pacientes 'hacinados' en los pasillos sin ninguna intimidad", exija su derecho a un rápido ingreso o a una rápida alta e interponga quejas por el trato "indigno" que por parte de Osakidetza se le está prestando. "Que nuestro desacuerdo y enfado se vea en la calle", ha agregado.