Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 12:15

El Vall’d Hebron enseña un plan de automedicación para el angiodema hereditario

Mejora la calidad de vida del enfermo y la eficiencia de la terapia

Jueves, 16 de mayo de 2013, a las 13:27

Redacción. Barcelona
El 80 por ciento de los pacientes con angioedema hereditario (hinchazón similar a la urticaria que se presenta bajo la piel) se administran a sí mismos los tratamientos gracias a un programa implantado en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, según han informado fuentes del propio centro.

José Jerónimo Navas.

Se trata de un plan de entrenamiento para pacientes y familiares que se hace en la consulta de Enfermería de Alergia desde hace dos años, y que ha permitido aumentar la autonomía y calidad de vida de los enfermos para que éstos puedan responder en cualquier situación ante un episodio agudo de la enfermedad.

En el Día Internacional del Angioedema Hereditario (AEH), dolencia rara que afecta a almenos 128 pacientes, el centro ha recordado que cuenta con la Sección de Alergia –pionera en esta enfermedad en Cataluña–, que es centro de referencia del angioedema en el territorio.

La unidad atiende en la actualidad a 73 pacientes, del total de afectados en Cataluña, aunque señala que el grupo de afectados son en realidad más, teniendo en cuenta que un registro internacional muestra que, en España, el 67 por ciento de los enfermos no está aún diagnosticado.

El angioedema hereditario causa episodios de inflamación en la cara, extremidades, genitales y laringe, con dolores muy incapacitantes, cuyos síntomas a menudo se asocian con una causa alérgica, lo que dificulta el diagnóstico. La alergóloga del Vall d'Hebron Mar Guilarte ha explicado que “en la consulta de Enfermería de alergia, se enseña a los pacientes a auto-administrarse tanto por vía subcutánea como endovenosa el tratamiento para los ataques agudos, y también se incide en la prevención”.