13 nov 2018 | Actualizado: 21:20
Lunes, 08 de julio de 2013, a las 15:38

Redacción. Barcelona
El Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, el más grande de Catalunya, ha estrenado este lunes un espacio de investigación clínica de 625 metros cuadrados por el que pasarán un millar de pacientes cada año y que, como novedad, unirá las tareas investigadoras de todos los grupos del centro, bajo el paraguas Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR).

Joan Comella.

La Unidad de Apoyo a la Investigación Clínica (Usic, en sus siglas en catalán) "cumple una antigua reivindicación del centro" para tener un espacio en condiciones óptimas para desarrollar las tareas de investigación de los distintos grupos.

Hasta ahora los médicos, salvo los de Oncología, llevaban a cabo por separado y con medios precarios estas tareas, ha explicado el director científico del Vall d'Hebron y del VHIR, Joan Comella, quien no ha descartado que el espacio acoja investigaciones internacionales, si éstas llevan la firma de, al menos, un grupo del hospital.

Situadas en la planta 13 del Área Maternoinfantil del hospital, las nuevas instalaciones podrán acoger 350 ensayos, y entre 750 y 1.000 pacientes cada año, aunque el director del VHIR cree que pueden ser más.

Investigación independiente

Comella ha resaltado que el centro quiere "promover la investigación clínica no comercial sin finalidades farmacéuticas" para probar terapias desde una posición distante y respetuosa.

Mientras que en Europa el número de ensayos clínicos concedidos se ha reducido un 25-30 por ciento de media, en el VHIR se han mantenido e, incluso, han aumentado ligeramente, si bien en el Vall d'Hebron actualmente hay 600 ensayos clínicos en curso.

El espacio de la planta, dedicado a los ensayos fase II, III y IV, cuenta con siete consultorios, apoyo de enfermería y un laboratorio de procesamiento de muestras, en que habrá una quincena de personal fijo del VHIR para dar apoyo a las tareas.

Salvo el fichaje de la figura de una enfermera coordinadora, la puesta en marcha de la unidad no supondrá un aumento de la contratación de personal, porque los investigadores del VHIR ya asesoraban a los grupos del hospital sin unas instalaciones específicas, ha señalado Comella.

El Instituto Carlos III aportó 930.000 euros a la remodelación de la citada planta -cuyas obras empezaron en 2011-, mientras que el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad aportó 218.500 euros y el Consejo Rector del Consorcio de Apoyo a la Investigación Biomédica en Red (Caiber) otros 85.000.

La puesta en marcha del centro se hará en dos fases, si bien la parte administrativa ya se encuentra en funcionamiento, y la parte de la recepción de enfermos se espera que esté a pleno rendimiento entre septiembre y enero, ha señalado Comella.

El director del Instituto de Salud Carlos III, Antoni Andreu, ha celebrado la inauguración de estas instalaciones "en tiempos difíciles para el sistema sanitario y la investigación", en que ha defendido luchar para que siga siendo de excelencia.

La secretaria de Salud de la Generalitat, Roser Fernández, ha reafirmado la apuesta de la Generalitat por la inversión en investigación, y ha valorado el impacto social y la necesidad de su traslación.

También han acudido la directora del Instituto de Información Sanitaria del Ministerio, Mercedes Alfaro, y el responsable de Investigación e Innovación, Gabriel Capellà.