Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 15:30

El vale electrónico de estupefacientes entra en funcionamiento

Una aplicación informática gestiona el suministro de estas sustancias a las boticas

Martes, 04 de noviembre de 2014, a las 15:01
Redacción. Valencia
El consejero de Sanidad, Manuel Llombart, ha presentado la puesta en marcha del vale electrónico de estupefacientes, en las instalaciones de la cooperativa farmacéutica Fedefarma en Massanassa (Valencia). La región se convierte en la primera que automatiza y deja atrás el soporte papel de este tipo de documentos, actualmente usados así en todo el país.

Manuel Llombart, consejero de Sanidad.

El documento de carácter sanitario, normalizado y obligatorio, mediante el cual tanto las oficinas y servicios de farmacia, como los almacenes de distribución y laboratorios farmacéuticos, adquieren sustancias y medicamentos que contienen sustancias estupefacientes, lo gestionará ahora en la comunidad una aplicación informática "que permite la automatización de la gestión del suministro de sustancias y medicamentos estupefacientes a las oficinas de farmacia valencianas, evitando la utilización de soporte papel y agilizando su acceso”, según ha destacado el consejero del ramo.

Las 2.285 farmacias existentes en el territorio autonómico realizan más de 100.000 peticiones de este tipo de sustancias y medicamentos a los 45 almacenes o distribuidores farmacéuticos, a las que se suman, aproximadamente, otras 100.000 peticiones realizadas a los laboratorios farmacéuticos por parte de los 35 servicios farmacéuticos hospitalarios.

Con este nuevo vale electrónico, se liberará tiempo para otras actividades asistenciales a más de 3.000 farmacéuticos de oficina de farmacia y a más de 50 de la dirección técnica de almacenes farmacéuticos.

En el proceso de automatización han colaborado con la Consejería de Sanidad, los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de la región, la Federación empresarial de la distribución farmacéutica (Fedifar), los almacenes de distribución de la comunidad y los proveedores de software de las farmacias.

Dentro del Sistema de Información de Control y Ordenación de Medicamentos y Productos Sanitarios (Sicomeps), que está implementando la cartera que dirige Llombart, existen gestores o aplicaciones telemáticas que benefician a más de 30.000 profesionales sanitarios, tanto de la sanidad pública como de la privada.

Entre esos gestores está el de "vales electrónicos de estupefacientes", que atiende una de las reivindicaciones de los sectores de distribución farmacéutica y de oficinas de farmacia, de que se eliminen las trabas administrativas que conlleva la utilización de medicamentos estupefacientes, que a su vez redundaría en un más fácil acceso a estos medicamentos.

La distribución farmacéutica regional

La Comunidad Valenciana cuenta con 45 almacenes de distribución farmacéutica. Un 97 por ciento del volumen de mercado de medicamentos dispensados en las boticas es realizado por estos distribuidores, con más de 7.500 empleados y una facturación anual de más de 12.500 millones de euros.

Parte de la plataforma logística de la Federación Farmacéutica está establecida en Castellón y Valencia. El primer almacén del grupo se abrió en Castellón en 1965. El almacén de Massanassa, inaugurado en 1988, dispone de un total de 5.000 metros cuadrados y da servicio a casi 600 farmacias. Anualmente tiene una capacidad productiva de casi 9 millones de unidades.