Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Lunes, 07 de enero de 2013, a las 20:30

Redacción. Santander 
El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha dado la razón al Gobierno regional en el cese de una funcionaria interina del Servicio Cántabro de Salud (SCS), que desempeñaba sus funciones en la sede central de la extinta gerencia de Atención Primaria de Torrelavega-Reinosa y que, debido a la reorganización administrativa de este organismo, sus funciones pasaron a depender de la nueva gerencia con sede en Santander, donde eran desempeñadas por personal fijo.

Santiago de Cossío, gerente del SCS.

Así lo señala la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJC en una sentencia en la que estima un recurso presentado por el Ejecutivo contra un fallo previo del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Santander dictado en diciembre de 2011. 

Según la sentencia del TSJC, recogida por Europa Press, resulta “evidente” que la reorganización administrativa de las gerencias para lograr una “mayor eficacia” y un “menor gasto” ha provocado que el personal fijo tenga que adscribirse a otros centros de salud donde se precisan sus servicios produciendo el desplazamiento y el cese de personal interino que, hasta entonces, ocupaba provisionalmente dichas plazas, y que ahora resultan “innecesarias” ante la “preferencia” del personal fijo que las ocupa en comisión de servicio.

“Mantener a los interinos a toda costa impediría la reducción de efectivos que la administración ha emprendido, pues se llegaría a la situación absurda de que en estos supuestos los funcionarios interinos tendrían mejor derecho que los funcionarios titulares a ocupar dichos puestos de trabajo”, señala la sentencia, antes de añadir que esto “no puede admitirse por razones evidentes de preferencia”.

“Resulta meridianamente claro que el personal interino cesa con la incorporación del personal fijo a la plaza que desempeñe, así como cuando esa plaza resulte amortizada”, que es lo que ha sucedido en este caso.

El Gobierno alegaba que la causa de extinción del nombramiento de la interina se debía a la reestructuración de personal y a la adecuación de efectivos a la nueva estructura vigente regulada por el decreto de 2010 de estructura básica de los órganos periféricos del SCS, por el que se procede a una reorganización administrativa basada en los principios de “gestión integral, eficacia y reducción de costes” y se pasa de seis a cuatro gerencias.

Así, se creó una única gerencia de atención primaria para las áreas de salud I, III y IV, y desaparecieron las gerencias Santander-Laredo, Torrelavega-Reinosa y del 061. Asimismo, los puestos, plazas y centros ubicados en las mismas pasaron a depender de la nueva gerencia.