Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:00

El Tribunal Supremo avala la amortización de plazas en el sector público

Cabrer (PP) ha manifestado que dicha sentencia “deja clara la legalidad de los despidos”

Martes, 12 de noviembre de 2013, a las 15:33

Redacción. Palma de Mallorca
El Tribunal Supremo finalmente ha reafirmado la sentencia de 22 de julio de 2013, en recurso para la unificación de doctrina, en relación con la amortización de plazas en el sector público, que anula el cambio de criterio jurisprudencial de determinadas salas de lo contencioso.

Mabel Cabrer.

En la celebración de la sesión plenaria de este martes, han contestado los diferentes portavoces en el Parlamento. La portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Mabel Cabrer, ha manifestado que dicha sentencia  "deja clara la legalidad de los despidos y que el Gobierno actuó correctamente". "Durante este difícil y complicado proceso, basado en una consolidada jurisprudencia, ya se han producido cambios de criterio jurisprudenciales que implicaron que determinadas sentencias fueran desfavorables para el Gobierno y que la oposición aprovecho para acusar el Gobierno".

Además, tras conocerse la sentencia de unificación de doctrina que anula el cambio de criterio jurisprudencial de determinadas salas de lo contencioso, "deja clara la legalidad de estos despidos y que la reforma laboral no ha supuesto por su parte ningún cambio de criterio". Asimismo, la popular ha manifestado que esta sentencia pone en evidencia todas las falsedades de la oposición".

La portavoz ha explicado que uno de los primeros objetivos marcados por este Gobierno al inicio de legislatura fue la racionalización del sector público instrumental. Ha sido en este sentido que Cabrer ha explicado que fue este Gobierno el que redujo de 182 empresas públicas a 69  y que "supuso un ahorro de 311 millones de euros durante el periodo 2010-2013 equivalente al 38 por ciento del gasto total" y "como consecuencia de esta reducción se reorganizaron las plantillas".

Por su parte, el vicepresidente del Gobierno, Antonio Gómez, ha respondido a la pregunta de la portavoz y ha manifestado que el Gobierno hace una valoración muy positiva porque esta sentencia del alto tribunal "confirma que hemos hecho las cosas bien".

Gómez ha aseverado que la reestructuración del sector público se hizo de acuerdo a la legalidad, y además ha destacado el buen trabajo de la abogacía "por la consistencia de sus argumentos jurídicos que han refrendado esta sentencia del Supremo". "Esta Sentencia del Tribunal confirma  que los argumentos jurídicos que hemos venido sosteniendo desde el principio en la reestructuración del sector público instrumental contaban con toda la solvencia y permitían amortizar las plazas innecesarias ocupadas por personal indefinido no fijo".

Finalmente, el vicepresidente ha pedido a la oposición que pida disculpas por haber sido tan críticos y "muy beligerantes", con el procedimiento que ha seguido el Gobierno. "El afán de criticarlo todo a veces lleva a estas situaciones, que son las de hacer el ridículo público".