Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 17:30

El Tribunal Superior de Justicia reconoce la vigencia del comité de empresa del Tres Mares

Desestima el recurso del SCS para que su personal estuviese representado por el comité de este organismo

Lunes, 14 de marzo de 2011, a las 12:02

José María Ostolaza, gerente del SCS.

Redacción. Santander
El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha reconocido la vigencia del comité de empresa del Hospital de Reinosa como representante de los trabajadores, aunque el centro se haya integrado en el Servicio Cántabro de Salud (SCS).

La Sala de lo Social del TSJC desestima así un recurso presentado por el SCS contra la sentencia en el mismo sentido dictada por un Juzgado, frente a su pretensión de que los trabajadores del hospital estuvieran representados por el comité de empresa del personal laboral de este organismo, una vez integrado en el mismo.

Los representantes sindicales del hospital presentaron una demanda después de que el SCS les comunicara que su decisión sería efectiva a partir de enero de 2010, una vez que en diciembre de 2009 el hospital pasara a integrarse en este organismo y a depender de la Gerencia de Atención Especializada de las Áreas III y IV, y a denominarse Hospital Tres Mares, así como a desarrollar actividad quirúrgica.

El TSJC, además de desestimar el recurso interpuesto por el SCS contra la sentencia del Juzgado de lo Social número Cuatro de Santander, y confirma ésta en su integridad, impone la costas procesales al recurrente.

El sindicato CCOO, que ha informado de esta sentencia, dictada el pasado 4 de marzo, ha acusado al gerente del SCS, José María Ostolaza, de “despilfarrar dinero público en juicios inútiles en lugar de dedicarlo a mejorar la sanidad cántabra”, con su “estrategia de intentar negar los derechos laborales a los trabajadores del Hospital Tres Mares, negándoles su derecho legal y legitimo a tener su foro de negociación y defensa”.

En un comunicado, el secretario del comité de empresa del antiguo Hospital Campoo, Javier Diego, y la presidenta del comité, María José Barrio, destacan que “la eliminación unilateral y contraria a derecho” del comité y de los delegados de prevención existentes, realizada por Ostolaza “con el visto bueno” de Sanidad, supuso una “maniobra fría y premeditada”, para tener “mano libre en su intento de no aplicar el convenio colectivo” y “desmantelar” la asistencia sanitaria en Campoo.

Los sindicalistas consideran que con estas maniobras “se está rozando un ensañamiento inexcusable con los derechos laborales del personal del Hospital Tres Mares”.

Citan como ejemplo la actual “política de recortes” en personal y en camas hospitalarias que lleva a cabo la Gerencia de Atención Especializada de las áreas III y IV que está provocando “un caos organizativo y asistencial” en el Hospital Sierrallana, “con decenas de pacientes y sus familiares esperando en los pasillos para su ingreso hospitalario y los trabajadores desbordados en el día a día”.

En relación al Tres Mares, los delegados de CCOO recalcan que, además de “absolutamente ilegal”, las pretensiones del SCS han convertido al hospital “en un foco de conflictividad laboral y en un centro de difícil gestión”, cuando los trabajadores “lo único que deseamos es trabajar en paz”. “Una paz social deseable y alcanzable si se respetan los derechos de los trabajadores” concluyen.