Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 12:40
Martes, 15 de julio de 2014, a las 11:29
Redacción. Córdoba
El coordinador de Política Sanitaria del PP andaluz, Jesús Aguirre, ha afirmado que "el informe del Tribunal de Cuentas deja en evidencia la pésima gestión de la dependencia de la Junta de Andalucía".

Jesús Aguirre, coordinador de Política Sanitaria del PP andaluz.

Aguirre ha hecho un balance de la gestión que "el Gobierno bipartito PSOE-IU hacen de los trámites a seguir en materia de dependencia", asegurando que "Andalucía es la comunidad autónoma en la que más han caído los beneficiarios de la dependencia, con 20.195 personas en 2013, frente al resto de comunidades, donde sí creció el número de beneficiarios".

La región “solo alcanza el 87,1 por ciento frente al 93 por ciento de la media nacional", ha asegurado el coordinador popular, en cuanto al número de solicitudes valoradas. De hecho, la "lentitud que sufre un dependiente aquí durante el periodo de tramitación" conlleva que "necesita casi 100 días más que el resto de dependientes de España para que su expediente sea tramitado", pues "un andaluz debe esperar 308 días” con respecto a este procedimiento, es decir, ese periodo de espera "ha aumentado en siete días desde 2010, mientras la media nacional es de 219 días y se ha rebajado desde los 268 días que había de media en 2010".

A todo esto hay que sumar, según ha dicho el senador del PP,  que "Andalucía es la comunidad autónoma que concentra el mayor número de beneficiarios en espera, con 53.981 personas, lo que supone que más del 28 por ciento de las personas con derecho a prestación por dependencia no la están recibiendo".

Aguirre ha revelado un dato importante, "tres de cada diez dependientes de España en lista de espera son andaluces", por tanto la comunidad "está muy lejos del primer puesto, según el informe del Tribunal de Cuentas, que sitúa a Castilla y León con un 1,66 por ciento de beneficiarios pendientes de prestación".

En cuanto a la financiación de la dependencia, "Andalucía recibió en 2013 por parte del Estado más 272 millones de euros, cifra que corresponde con el número de dependientes y grado de dependencia que declara ante el Estado cada comunidad autónoma", de modo que la región “se ha visto afectada por el descenso de expedientes valorados y tramitados por el Gobierno andaluz".

Además, el Tribunal de Cuentas sitúa la inversión de la Junta en un 35 por ciento, siendo la comunidad autónoma "que menos dedica por beneficiario en atención a la dependencia: 6.720,66 euros, frente a los 9.209,24 euros de media nacional", es decir, "con el mismo grado de dependencia, un dependiente andaluz cobra menos que el resto de dependientes de las demás comunidades autónomas".