Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

El Tribunal Cuentas dice que el SMS no es sostenible financieramente

Considera que los ingresos son suficientes para mantenerlo a corto y medio plazo

Jueves, 12 de diciembre de 2013, a las 18:15
Redacción. Murcia
El Tribunal de Cuentas considera que la sostenibilidad financiera del sistema sanitario murciano "plantea serias incertidumbres", salvo que la economía regional "crezca entre un 4 y un 5 por ciento al año", lo que permitiría "un aumento suficiente de los ingresos regionales para financiarlo", aunque "son tasas que están bastante alejadas de las últimas previsiones de crecimiento de España realizadas por diversos organismos internacionales".

Y es que, especifica en un informe, que contiene los datos de 2010 y 2011, recogido por Europa Press, el crecimiento del gasto sanitario de la Comunidad desde el traspaso de competencias del Estado en materia sanitaria, gestionado por el Servicio Murciano de Salud, "ha sido muy superior al crecimiento de su PIB autonómico", con un significativo incremento de su déficit acumulado.

Por lo que para garantizar la sostenibilidad financiera del sistema con los estándares actuales en el corto plazo, "los ingresos de la Comunidad Autónoma deberían crecer a un ritmo similar". Sin embargo, indica, "diferentes estudios estadísticos concluyen que el sistema sanitario, en su configuración actual, no es sostenible financieramente en el corto y medio plazo".

Para serlo, insiste, "se deberían registrar, en los próximos años, crecimientos de la actividad económica en el entorno del 4-5 por ciento anual". Según el Tribunal de Cuentas, esta situación pone de manifiesto, la necesidad de que se que se revisen y adopten las medidas estructurales oportunas "que permitan continuar con una prestación satisfactoria de los servicios sanitarios públicos en la Región".

Y es que, apunta, las pérdidas registradas por el SMS en los ejercicios 2010 y 2011 ascendieron a 2.079.795 y 2.102.123 miles de euros, respectivamente, "poniéndose de manifiesto que los ingresos generados por la empresa regional únicamente han cubierto el 1% de los gastos incurridos en estos ejercicios", lo que, a juicio del Tribunal, "evidencia una vez más, que para desarrollar su actividad ordinaria y poder acometer la prestación de los servicios de la sanidad pública de la Región, la empresa regional precisa cada ejercicio una mayor cobertura financiera de la Administración Autonómica".

Al hilo, señala que las aportaciones de la Administración General para compensar las pérdidas del SMS se situaron en 1.763.729 miles de euros para el ejercicio 2010 y 1.733.729 miles de euros en 2011, "cantidades que fueron insuficientes para financiar los resultados negativos generados en cada año, ocasionando que al cierre de estos ejercicios quedasen pendientes de financiación unos montantes de 316.066 y 368.394 miles de euros". Estos importes vienen a sumarse al déficit generado en ejercicios anteriores, situándose el déficit global acumulado a 31 de diciembre de 2011 en 1.286.055 miles de euros.

El informe añade que la deuda comercial del SMS en el periodo fiscalizado creció un 42 por ciento, pasando de 659.239 miles de euros al comienzo de 2010 a 939.469 miles de euros al cierre del ejercicio 2011, con unos periodos medios de pago de 379 días para el año 2010 y 509 días en 2011, que han superado ampliamente los plazos establecidos en la Ley 15/2010, "lo que ha motivado que el número de reclamaciones recibidas haya crecido significativamente, al igual que el coste indemnizatorio derivado de las sentencias al que ha tenido que hacer frente la Entidad".

En relación con la gestión y contratación de los aprovisionamientos del SMS, el Tribunal ha observado que la adquisición de medicamentos y productos farmacéuticos se ha realizado al margen de los procedimientos de contratación establecidos en la Ley de Contratos del Sector Público, al haberse adquirido directamente a diferentes empresas y proveedores "sin la oportuna tramitación y formalización de los correspondientes expedientes de contratación de suministros, incumpliéndose, por tanto, los principios de publicidad y concurrencia que rigen en la contratación administrativa".

Asimismo, el aprovisionamiento de estos productos y medicamentos se ha efectuado de forma descentralizada por la dirección de cada centro hospitalario y cada gerencia de área, "lo que ha generado heterogeneidad en la aplicación de los precios de los productos adquiridos por los centros, así como la asunción de mayores costes por la falta de aplicación de economías de escala".

1.286 Millones sin contabilizar

El Tribunal de Cuentas indica que las obligaciones reconocidas en los ejercicios 2010 y 2011 de la Comunidad Autónoma se encontraban "infravaloradas" en 327.994 miles de euros y 375.892 miles de euros, respectivamente, "al no haberse aplicado al presupuesto de gastos las aportaciones pendientes al SMS para compensar las pérdidas generadas en dichos años, por unos importes de 316.066 y 368.394 miles de euros, así como obligaciones por deudas comerciales devengadas y no registradas "que fueron imputadas a presupuestos de ejercicios posteriores por unas cuantías de 11.928 y 7.498 miles de euros".

Al cierre del ejercicio 2011, añade, la Administración autonómica mantenía pendiente de contabilización en el epígrafe de acreedores a largo plazo del Balance: la deuda con la Administración General del Estado correspondiente a los saldos negativos resultantes de las liquidaciones definitivas de los ejercicios 2008 y 2009 del sistema de financiación de las Comunidades Autónomas por un importe de 710.645 miles de euros.

Así como los gastos por transferencias correspondientes al déficit acumulado al cierre de 2011 por el Servicio Murciano de Salud que estaba pendiente de cobertura financiera a dicha fecha por la Comunidad Autónoma, cuyo importe ascendía a 1.286.055 miles de euros; y las obligaciones devengadas correspondientes a deudas con proveedores y acreedores por 22.574 miles de euros, que fueron contabilizadas en ejercicios posteriores.