Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

El transporte sanitario urgente exige el cumplimiento del convenio colectivo

Transaltozano debe aplicar a las tablas salariales del 2009 y del 2010 un incremento del 0,8 por ciento y del 2,2 por ciento, respectivamente

Lunes, 20 de junio de 2011, a las 11:42

Redacción. Toledo
Más de un centenar de trabajadores y delegados sindicales de Transaltozano, concesionaria del transporte sanitario urgente de Castilla-La Mancha, se han manifestado a las puertas del Hospital provincial de Guadalajara para exigir a la empresa que cumpla el convenio colectivo y pague los atrasos que adeuda a su plantilla.

Imagen de los trabajadores y delegados sindicales, a las puertas del Hospital provincial de Guadalajara.

En aplicación de la cláusula de garantía prevista en el convenio colectivo, Transaltozano debe aplicar a las tablas salariales del 2009 y del 2010 un incremento del 0,8 por ciento y del 2,2 por ciento, respectivamente. Por este concepto, Transaltozano adeuda una media de 1.000 euros a cada uno de los mil trabajadores con los que cuenta en el conjunto de Castilla-La Mancha, según informó en nota de prensa CC.OO.

Los manifestantes —la mayoría, trabajadores de Transaltozano en Guadalajara, pero también miembros de los comités de empresa de las demás provincias— denunciaron también las presiones que está ejerciendo la empresa sobre los trabajadores, a los que está instando a firmar un documento de renuncia al cobro de las cantidades que les adeuda. Algunas de las personas que se han negado a renunciar están siendo trasladadas por Transaltozano a otros destinos; e incluso empieza a amenazarles con el despido, según explicó el secretario regional de Acción Sindical de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CC.OO., José Herrera.

Presiones

Herrera ha indicado que “estas presiones tienen que desaparecer de inmediato”, si bien dijo que “antes de convocar nuevas movilizaciones, vamos a esperar a la reunión de la Comisión de Seguimiento del Convenio, el próximo 5 de julio, para tratar de resolver ahí todas estas cuestiones. De no conseguirlo, que sepa Transaltozano que no vamos a renunciar a que cumpla el convenio, que cumpla lo que está firmado”.

Por su parte, el secretario regional de acción sindical de la Federación de Transportes de UGT, Antonio González, ha explicado que la cantidad adeudada por el impago del IPC se situaría entre 1.300 y 1.400 euros por cada uno de los 220 empleados que tiene la empresa en Guadalajara (mil en toda Castilla-La Mancha), en su mayoría conductores de ambulancias y técnicos.