Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Fenin evidencia la subida imparable de la deuda del SNS

Los retrasos en el pago también se disparan, pasando de una media de 384 días a 395

Jueves, 09 de junio de 2011, a las 19:33
Javier Leo / Redacción. Madrid
La Federación de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) ha actualizado los datos de deuda de las comunidades autónomas con el sector hasta el mes de abril. Según los datos de Fenin, las autonomías deben un total de 4.300 millones de euros, 100 más que en marzo, y han aumentado su plazo medio de pago de 384 a 395 días.

Los datos son contundentes, los impagos han crecido un 43 por ciento respecto a la misma fecha del año anterior, con un incremento del 11 por ciento respecto al cierre del ejercicio de 2010. Por su parte, el plazo medio del pago de servicios se ha duplicado, pasando de 187 días en abril del año anterior a 395 días en 2011. Según Fenin, en tres años el volumen de facturas pendientes de cobro se ha duplicado y se han multiplicado por siete los plazos legalmente establecidos en la contratación con las administraciones públicas.

Por comunidades, Andalucía con el 25,76 por ciento de la deuda, equivalente a 1.108 millones de euros, la Comunidad Valenciana con el 17,64 por ciento (754 millones) y Madrid, con el 11,86 por ciento (510 millones), concentran más de la mitad de los más de 4.300 millones adeudados al sector de tecnología sanitaria.

Margarita Alfonsel.


Respecto a la tardanza en el pago, siete comunidades, Murcia (667 días, 9 más que en marzo), Valencia (645 días, 29 más), Andalucía (624 días, 14 más), Cantabria (599 días, 2 más), Castilla y León (594 días, 11 menos), Baleares (488 días, 27 más), Castilla La Mancha (468 días, 30 más), superan el año en sus plazos medios de pago.

Según Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin, “las consecuencias (de la morosidad) pueden ser fatales para el desarrollo y el progreso del país y de los pacientes (…) y es un elemento distorsionador para el crecimiento del sector, ya que el retraso en los pagos pone en riesgo la viabilidad de las empresas que están viendo limitada de forma alarmante su capacidad de obtención de créditos”.