Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

Un modelo caduco y no solo la crisis puede arruinar el SNS


Insta a un “gran pacto” entre políticos, profesionales, empresas y sociedad

Demanda fondos finalistas gravando más al tabaco y el alcohol

Advierte del peligro de las medidas “dispersas y descohesionadas de las CCAA”

Jueves, 30 de junio de 2011, a las 19:17
María Márquez / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
Con espíritu optimista, el ex presidente del Gobierno, Felipe González, desgranó la situación actual de la economía y el sistema sanitario españoles en el ‘Foro Ideas y Diálogo en Sanidad’, organizado por Farmaindustria y Europa Press. Ante una más que numerosa audiencia, González subrayó que el Sistema Nacional de Salud (SNS) está “amenazado” por factores coyunturales y estructurales apuntando un pacto estatal “con políticos, profesionales, empresas y sociedad” como la única forma de salvarlo. Pero ante todo, alabanzas a un SNS, “entre los cinco mejores del mundo”,  que en su opinión se ha convertido en emblema nacional más allá de nuestras fronteras junto a “Nadal y la roja’.

El ex presidente del Gobierno, Felipe González, al comenzar su intervención. Le escuchan desde la mesa, el director general de Europa Press, Javier García Vila; el presidente de Farmaindustria, Jordi Ramentol, y el presidente de Europa Press, Asís Martín Gutiérrez de Cabiedes.


El presidente de Farmaindustria, Jordi Ramentol, dio la bienvenida al ex presidente del Gobierno definiéndole como “un referente en la vida política, social y económica de España”, opinión reflejada en el gran poder de convocatoria del ex presidente en esta cita informativa.

Llegada del secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, recibido por el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, y el presidente de Europa Press, les acompaña Carmen Peña, presidenta del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cgcof). A la derecha, Arnés con el protagonista del desayuno informativo.

Martín Gutiérrez de Cabiedes acompaña a la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, junto al director de Europa Press y el director de Relaciones con las Comunidades Autónomas de Farmaindustria, José Ramón Luis-Yagüe. A continuación, el presidente de EP con la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia. Por último, el director general de Farmacia y Productos Sanitarios, Alfonso Jiménez Palacios, charla con Martín Sellés, presidente de Janssen.

Profesionales sanitarios: cuanto más eficaces, mejor pagados

En su intensa contextualización sobre la situación económica nacional y mundial, Felipe González insistió en una idea fundamental: “los líderes europeos no son conscientes de la situación de emergencia en la que nos encontramos”. Para paliarla, propone buscar “un modelo distinto de crecimiento” que pasaría por “ligar salarios a la productividad”, idea que retomaría más tarde dirigiéndose a los profesionales sanitarios y la necesidad de “aumentar su eficiencia ligada a la compensación por productividad”.

A la izquierda, el secretario de Estado de Innovación, Juan Tomás Hernani. Le siguen el diputado socialista, Alberto Fidalgo; el presidente de SEMG, Benjamín Abarca; la directora del Imserso, Purificación Causapié; José María Ansón, presidente del diario El Imparcial.

En primer término a la izquierda, Joaquín Martínez, gerente del Hospital 12 de Octubre. Le siguen Fernando Mugarza, responsable de comunicación del Grupo Hospital de Madrid y Luis Arriola, director asociado de Europa Press; la secretaria del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Ana Aliaga; y la portavoz del PSOE en el Congreso, Pilar Grande, quien conversa con el jefe de gabinete de la ministra de Sanidad, David del Campo.

El presidente del sindicato Satse, Víctor Aznar. El director de comunicación de la OMC, Vicente Fisac. En la siguiente imagen, Manuel Pérez Fernández, presidente del Colegio de Médicos de Sevilla. Por último, el director de comunicación de Farmaindustria, Julián Zabala, y Beatriz Lozano, jefa de prensa de la entidad.

Riesgo de perpetuar un SNS “de hace 25 años”

Problemas coyunturales y estructurales del SNS.

El salvavidas del SNS, acechado desde hace meses por una frágil sostenibilidad, es para el ex presidente del Gobierno “un gran pacto” que recoja no sólo aportaciones de los políticos sino también de “los profesionales, las empresas y la sociedad”. Acuerdo que debe considerar mejoras del sistema sanitario en dos vertientes: la coyuntural, con “desajuste de cuentas públicas y retraso en pago de proveedores” provocados por el contexto económico internacional; y la estructural, donde el envejecimiento y la cronicidad deberían provocar un replanteamiento del modelo asistencial. Y es que González no entiende la apuesta por “la construcción de grandes centros hospitalarios para atender a crónicos que podrían recibir asistencia domiciliaria con una séptima parte del coste sanitario”.

En su opinión, la llave para el SNS del futuro está en “la prevención y la educación”, haciendo partícipes a los ciudadanos. En cuanto al tejido empresarial sanitario, alusión a los ajustes promovidos por Zapatero hacia Farmaindustria señalando que “no solo hay que apretar a los farmacéuticos” y estimular la venta de genéricos “sino también impulsar el uso racional del medicamento”.

Y junto a la llamada de atención, el espaldarazo definitivo al SNS recordando que se encuentra “entre los cinco mejores del mundo”, por lo que “es estimulante la proporción que existe entre lo que nos cuesta, PIB por debajo de sistemas europeos y de EEUU, y su consideración internacional”. Para González, el SNS, Nadal y ‘la roja’ son grandes emblemas del prestigio internacional del país.

Frente a la mesa presidencial donde se ubicaba Felipe González, se encontraban las ministras de Ciencia y Sanidad, acompañadas del director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, el director general de Amgen, Jordi Martí, y el secretario del PSM, Tomás Gómez. A continuación, Jiménez Palacios junto a Emili Esteve, director del Departamento Técnico de Farmaindustria.

La directora de la Agencia de Calidad, Carmen Moya, se encontraba entre la representación ministerial, junto al subsecretario de Sanidad, Leandro González, el secretario José Martínez Olmos, y la secretaria de Estado de la Función Pública, Consuelo Rumí. A continuación, José Ramón Luis-Yagüe, director de Relaciones con las Comunidades Autónomas de Farmaindustria.

Copago discriminatorio y conciertos “serios”

Refiriéndose a la sostenibilidad del SNS, no podría haber obviado la controvertida fórmula del copago, que en un principio no ve válida por “discriminatoria”. “Para que no sea injusto, habría que hacer un sistema de gradación del copago, porque que pague más el que está más enfermo, repugnaría el principio de solidaridad”, explicó. Esta argumentación le dio pie a resaltar la necesidad de establecer impuestos finalistas para la sanidad porque “el porcentaje de PIB dedicado no es suficiente”. Preguntado por fórmulas en este sentido, afirmó que “se presione a los que más fastidian a la salud, el tabaco y el alcohol… Hay que sacar un punto del PIB para quedarnos tranquilos”.

El régimen de conciertos tampoco escapó a su análisis, para los que pidió “seriedad”. “Si un enfermo necesita un TAC, no hay por qué pagar cinco”, señaló.
 

Papel de los profesionales en un necesario pacto.

Una idea para el fondo finalista de la sanidad.

La presidenta de Pfizer España, Elvira Sanz. A continuación, la presidenta del Cgcof, Carmen Peña, sentada junto a Javier Urzai, subdirector general de Farmaindustria. También estuvieron presentes Lucas Fernández, ex portavoz de sanidad del PSOE en la Asamblea de Madrid, y Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda, director general de Aeseg.

La periodista Rosa Villacastín en primer término. Le siguen Paloma Beltrán, directora de Relaciones Institucionales y Comunicación de Boston Scientific; Paloma Santos, adjunta a la dirección del gabinete de comunicación del ministerio de Sanidad; Marisol Berbés, directora de la agencia de comunicación Berbés Asociados. Por último, Jaime Alejandre, director general de Políticas Sectoriales sobre Discapacidad.

A la izquierda, Carlos González Bosch, presidente de Cofares. En las siguientes imágenes: Eric Patrouillard, presidente y consejero delegado de Lilly en España; el presidente de FEFE, Fernando Redondo; y la directora de comunicación de Fedifar, Maite Perea.

Leandro Plaza, presidente de la Fundación Española del Corazón; el presidente de la Sociedad Española de Urgencias y Emergencias, Tomás Toranzo; y Andreu Segura, presidente de Sespas. La última imagen es para el abarrotado salón donde tuvo lugar el desayuno informativo.

La falta de cohesión autonómica, un riesgo más para el SNS

Preguntado por el déficit de cohesión autonómica, González negó que hubiese “17 sistemas distintos” si bien aseguró que sí existe “centrifugación de sistemas con medidas dispersas y no cohesionadas, en algunos casos poco pensadas, que van a deteriorar el funcionamiento del SNS”.

Antonio Otero, presidente del Colegio de Médicos de Valladolid, en primer término. A continuación, el director de Sanitaria 2000, Ricardo López, posa junto al director general de Ordenación Profesional, Cohesión del SNS y Alta Inspección, Francisco Valero, y el secretario general del sindicato CESM, Patricio Martínez; y en la última imagen, junto a la secretaria general de Fenin, Margarita Alfonsel y Daniel Carreño, presidente de esta misma entidad.

Lourdes Fraguas, responsable jurídica de Farmaindustria también se encontraba entre los invitados. Como Isabel Vallejo, vicepresidenta de FEFE,  Emili Esteve y Teresa Millán, directora de Relaciones Institucionales de Lilly. A la derecha, Juan José Francisco Polledo, director de la Unidad de Acceso y Relaciones Institucionales de Pfizer.

Pajín también quiere fondos finalistas

La ministra aboga también por fondos finalistas.

La ministra de Sanidad, Leire Pajín, se trasladó desde esta cita informativa hacia el Ministerio, donde suscribió plenamente las palabras del ex presidente del Gobierno, insistiendo en que la política sanitaria "es una prioridad" para el equipo de Zapatero. Aludió también a la importancia del cambio demográfico de la sociedad española como necesario punto de inflexión en esta política y recordó que su "primera entrevista" como ministra había apuntado la idea del impuesto recaudario del tabaco, también como señaló Felipe González. En esta línea, abogó además por el carácter finalista de los fondos: "Que las inyecciones que se dan en nombre de la sanidad acaben en la sanidad".