Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Martes, 28 de febrero de 2012, a las 13:09

Redacción. Murcia
El Servicio Murciano de Salud (SMS) informó a todos los sindicatos en la Mesa Sectorial de Sanidad de la aplicación obligatoria de las 37,5 horas semanales en la jornada laboral, comprometiéndose a redactar un nuevo documento sobre la distribución de esas horas ante el rechazo de las fuerzas sindicales.

Javier Lanza, secretario general de la FSS-RM.

Según informa Comisiones Obreras (CCOO), el plan presentado por la Administración supone una "importante pérdida de puestos de trabajo entre el personal del SMS". Por este motivo, su propuesta es el aumento de jornada en 30 minutos diarios para todas las categorías y turnos.

Esto supondría, a su juicio, que en el turno rodado "se contabilizaría la reclamación histórica de incluir el tiempo de cambio de turno en el cómputo horario". Además, defiende que este aumento de jornada en el turno rodado conllevaría "no suspender los contratos de ninguno de los eventuales actuales".

El documento además de la distribución de la nueva jornada laboral, incluía cambios en la definición de jornada, la publicación de la jornada laboral sólo para tres meses vista o el aumento de jornada en años bisiestos.

En este sentido, la Federación de Sanidad de CCOO de Murcia (FSS-RM) considera "inaceptable" introducir en la negociación otros elementos que no sean la distribución de la jornada de 37,5 horas semanales.

Tras cuatro horas de Mesa Sectorial, en la que todos los sindicatos expresaron sus alegaciones al texto del documento, el Gerente del SMS, José Antonio Alarcón emplazó a nueva Mesa Sectorial para este martes. El Gerente se comprometió a evaluar todas las propuestas y retocar el documento de trabajo enviado a los sindicatos previa convocatoria de mesa.

Aunque CCOO ya ha expresado su negativa a firmar el acuerdo, por no aceptar el "despido de empleados públicos que supone", volverá a la Mesa “con el espíritu de negociar la mejor opción para los empleados públicos”.