14 nov 2018 | Actualizado: 19:10

El Sindicato Médico se desmarca de las protestas contra los recortes en el SCS

El resto de fuerzas sindicales presentes en el SCS se manifiesta ante el Marqués de Valdecilla

Jueves, 01 de marzo de 2012, a las 17:14

Redacción. Santander
Decenas de profesionales del Servicio Cántabro de Salud se han manifestado este miércoles frente al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla para expresar su rechazo a los ajustes anunciados por el Gobierno de Cantabria y decirle que la Sanidad "no es la culpable de la crisis".

Imagen de la protesta frente al Hospital Marqués de Valdecilla.

Han participado en la protesta los sindicatos UGT; CCOO -que inicialmente no había participado en la convocatoria-; CSIF; la Agrupación de Trabajadores Independientes (ATI); el Sindicato Independiente de Empleados Públicos y Privados (SIEP); el sindicato de enfermería Satse, y el de auxiliares de enfermería SAE, pero no el Sindicato Médico de Cantabria, que no se ha sumado a la convocatoria.

"Los demás todos unidos contra la Administración", ha dicho la delegada de SIEP y miembro de la Junta de Personal por este sindicato, Sonia López, quien ha denunciado que, a los despidos en interinidades que se van a llevar a cabo, habrá que unir "más de un centenar" de profesionales, que estaban ocupando plazas que debían de ser vacantes y no han sido durante estos años, a los que no se les va a renovar el contrato.

En este sentido, ha explicado que el Gobierno de Cantabria no contabiliza como despidos la "descontratación" de esta "cantidad de gente" a la que no se le va a renovar el contrato, "muchos" de ellos a partir del 31 de marzo.

Para SIEP, este es uno de los "problemas" que traerán los ajustes del Gobierno de Cantabria, más que el del incremento de la jornada a 37,5 horas semanales porque -ha dicho- "si hay que arrimar el hombro lo arrima todo el mundo".

Javier Santiuste, presidente de CESM-Cantabria.

Sin embargo, la secretaria general de la Federación de Sanidad de CCOO, Asunción Ruiz Ontiveros, ha criticado que ahora se implante este incremento de la jornada laboral, que significará 2,5 horas semanales más, cuando el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, lo negó el mes pasado cuando su sindicato advirtió de que el Gobierno regional podía implantar esta medida, lo mismo que ha ocurrido cuando ha negado que ya se estén aplicando recortes en materia de Sanidad.

"El empezar tan pronto no ateniéndose a la verdad es dañino para un proyecto de futuro, de negociación y de minimización del impacto a las medidas a tomar", ha censurado Ruiz Ontiveros. No obstante, ha considerado un "avance" que el Gobierno de Cantabria se haya comprometido a no aplicar las medidas propuestas en su plan de ajustes hasta que no se hayan negociado en la Mesa Sectorial.

"Eso ya de entrada lo consideramos un avance con respecto a lo que ha sido una imposición y un anuncio que han comunicado a los ciudadanos en general antes de comunicarlo a los representantes de los trabajadores", ha opinado la sindicalista, quien ha señalado que medidas de este tipo hay que "negociarlas, no imponerlas" a los trabajadores sanitarios, que son los que conocen el sistema. Aunque ha señalado que son "conscientes" de la situación actual, hay que tomar medidas que resulten efectivas y no otras que, a su juicio, son "de cara a la galería".

Mesa sectorial este jueves

La secretaria general de la Federación de Sanidad de CCOO ha explicado que, aunque no tienen la convocatoria oficial, tienen previsto que este jueves se reúna la Mesa General para que Diego explique a los representantes de los trabajadores cómo se van a aplicar las medidas de ajuste.

Por otra parte, se ha cuestionado que estos recortes y la reducción de plantilla no vayan a afectar a la atención que se presta en el SCS ya que -ha dicho- las necesidades asistenciales no disminuyen sino "todo lo contrario" al aumentarse cada año en un "tanto por ciento importante".

Manifestaciones el 29-F y el 1-M

El responsable de Sanidad de UGT Cantabria, José Manuel Castillo, ha reconocido que, "lamentablemente", no confían en que el Gobierno de Cantabria vaya a replantearse los ajustes en la Sanidad y pretende incluirlos en el Decreto de Medidas Urgentes que pretende aprobar.

Tras rechazar las medidas anunciadas, como el incremento de la jornada, Castillo ha asegurado que seguirán con las protestas, tanto las concentraciones frente a los centros sanitarios del SCS -las siguientes serán este jueves en Sierrallana y el viernes en Laredo, a partir de las 13.30 horas-, como manifestaciones, de las que ya hay dos convocadas, una para el 29 de febrero y otra el 1 de marzo, que saldrán a partir de las 19 horas de la Plaza de Numancia en Santander.

En la concentración de este miércoles frente a Valdecilla, los profesionales sanitarios han protestado contra los recortes con gritos como 'Gobierno, escucha, Sanidad está en la lucha' o pancartas como 'No más jornada, menos dinero y más despidos', 'Por una sanidad de Calidad' o 'Los recortes de sanidad, matan'.

Por su parte, la representante de CSIF, Pilar Vía, se ha mostrado en contra de los recortes y ha confiado en que el incremento de la jornada laboral "no se traduzca en pérdidas de puestos de trabajo", algo que su sindicato ya ha trasladado a la consejera de Sanidad, María José Sáenz de Buruaga. También ha reclamado que al personal en formación no se le apliquen estas medidas.

Supresión de la productividad variable en Enfermería

A su vez, la secretaria autonómica del sindicato de enfermería Satse, María José Ruiz, ha subrayado que la enfermería ya arrastra "recortes bastante amplios" de la legislatura anterior, como la supresión de la productividad variable y de una parte de las pagas extraordinarias, lo que hace que su sueldo, congelado desde 2010, haya descendido más del cinco por ciento.

Además, se ha mostrado "totalmente en contra" del céntimo sanitario y del incremento a 37,5 horas de la jornada de los profesionales de Enfermería ya que, según ha explicado, "ya lo hacen en los cambios de turno cuando se tienen que quedar a dar o a recibir de su relevo el parte, algo por lo que -ha dicho- en otras comunidades autónomas se cobra.

También ha denunciado las diferencias de salarios de los profesionales de enfermería de Cantabria con respecto a algunas comunidades vecinas, como el País Vasco, donde éstos cobran -ha dicho- 600 euros más.