17 nov 2018 | Actualizado: 10:40

El Sindicato Médico rechaza la propuesta de Bernal de ampliar la jornada a 37,5 horas semanales

CESM-Murcia afirma que antes de aceptarlo se tendrán que cerrar todos los “flecos” pendientes en la mesa sectorial

Martes, 31 de enero de 2012, a las 15:42

Javier Leo.
El Sindicato Médico de la Región de Murcia (CESM-Murcia) ha rechazado la propuesta del consejero de Economía y Hacienda, Juan Bernal, de aumentar la jornada laboral de los empleados públicos de 36,5 a 37,5 horas semanales. Así se lo ha confirmado a Redacción Médica el presidente de CESM-Murcia, Francisco Miralles, quien ha asegurado que los sindicatos no van a firmar un “cheque en blanco” a la Administración.

Juan Bernal y Francisco Miralles (CESM-Murcia).

Esta medida, que el Gobierno califica de “inevitable”, no es adecuada según el Sindicato Médico, desde donde propondrán al Ejecutivo regional que se cierren todos los “flecos” y los procesos de negociación abiertos en las mesas sectoriales como requisito previo para plantearse si aceptan, o no, la ampliación de jornada.

A juicio de Miralles, la reunión mantenida esta semana en la Mesa de Negociación de la Función Pública, no ha cumplido las expectativas, ya que ha remitido “prácticamente todos” los asuntos pendientes a las mesas sectoriales y se ha limitado a hablar sobre las horas semanales.

“Los médicos ya le ahorramos al Servicio Murciano de Salud (SMS) 50 millones de euros el año pasado y podemos seguir implicándonos, pero no con este planteamiento: primero resolvemos las cuestiones sectoriales y luego nos planteamos si aceptar o no la ampliación de jornada”, ha explicado el presidente de CESM-Murcia.

En cualquier caso, Miralles ha aplaudido la voluntad negociadora de Bernal, que a pesar de plantear que las 37,5 horas semanales deben aprobarse “sí o sí”, ha mostrado su “voluntad negociadora” y “con esa voluntad es con la que se puede llegar a acuerdos”. “No sabemos si hará como Rajoy y asume que sus decisiones desembocarán en una huelga, ya que el Gobierno está obligado a convocar la negociación pero no a aceptar sus premisas”, ha señalado.