Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

El Sindicato Médico pide medidas “valientes” en Sanidad pero contando con los profesionales

Pide “criterios flexibles y amplios” a la hora de aprobar o no una sustitución

Jueves, 06 de octubre de 2011, a las 17:45

Juan Carlos Sánchez de la Nava, secretario general de CESM-Navarra.

Redacción. Pamplona
El Sindicato Médico de Navarra (CESM-Navarra) ha instado al Gobierno Foral a ser “valiente y sincero” en las decisiones que tome en materia de salud, aunque ha subrayado que el departamento debe contar con los profesionales si desea que las medidas “sean efectivas”.

“Creemos firmemente que se pueden compaginar los intereses del sistema con los del propio médico, porque van en la misma dirección”, ha señalado el sindicato en un comunicado. Asimismo, ha asegurado que el Gobierno Foral podrá contar con ellos, “como siempre”, pero exige “memoria y amplitud de miras” para que, “cuando lleguen mejores tiempos, se ejerza el esfuerzo de restituir a los médicos navarros el lugar del que se nos ha privado”.

En ese sentido, el sindicato “aplaude” las acciones tendentes a mejorar la efectividad y la eficiencia del sistema sanitario, pero “con algunas premisas”, la primera de las cuales es que, si se asume que no hay suficientes recursos para mantener el nivel de atención sanitaria en Navarra, “se debe explicar así a la población”, sin presentar a los profesionales médicos “como causa del problema”.

CESM-Navarra considera “imprescindible” que la derogación de la norma de garantías de listas de espera sea “lo más transitoria posible en el tiempo”. Esta organización pide a los responsables sanitarios “criterios flexibles y amplios” a la hora de aprobar o no una sustitución, sin olvidar que, “si los contratos no son dignos, además de ser rechazados, y quedarnos sin profesionales, contarán con nuestra oposición frontal”.

Otras reivindicaciones del sindicato son que se dimensionen de nuevo las necesidades de puestos de libre designación, jefaturas-direcciones y cargos intermedios, “prescindiendo de los que no sean realmente indispensables”, y que se den facilidades para la formación continuada de los médicos.